La crisis del gas que viene para México

Julio-Pilotzi

Julio PilotziSplit Financiero

Hoy la presión que viene es anticipada y no los tomará con “los dedos en la puerta”, tan así es que desde ahora países de Europa ya estar generando grandes reservas

¿Está preparada la Cuarta Transformación para la crisis que viviera el mundo por la falta de Gas Natural?. México depende en 60 por ciento del energético para producir electricidad por ello es relevante saber si la 4T está lista para el invierno crudo que viene. ¿Ya olvidamos tan pronto los apagones que se dieron en el norte del país este año por la falta de gas?. Goldman Sachs fue la que terminó exigiendo a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el pago de 400 millones de dólares, sí, por la variación en el precio internacional del gas durante la tormenta invernal que azotó Texas, y el norte de México en febrero, pero también por lo que se había entregado a nuestro país por esa crisis.

Se congelaron los ductos por los que México recibe gas desde Texas, y se afectó a más de cuatro millones de mexicanos, eso no fue cuando a usted le dijeron que no prendiera su luz o cargara su teléfono inteligente porque demandaba más energía eléctrica que no había. Ese panorama que parece tan lejano podría volver, y es que no solo es por una tormenta invernal que lo veríamos sino porque nuestro país no tiene capacidad de almacenamiento, pero también porque no tiene a su disposición el insumo aunque que tengan enormes reservas en territorio nacional, simplemente no hay cómo obtenerlo, no están encaminados los proyectos hacia ese tema.

Y el carbón no parece ser la solución, digo por aquellos ocurrentes que lo pudieran decir desde el Senado de la República, porque ya ve qué hay un legislador de la cámara alta, que se siente el “Rey del Carbón”, que ve como una genialidad regresar al pasado cuando se producía la energía así con ese mineral. Quizá en China pareciera una gran ideal porque han disminuido sus reservas, y hoy viven una grave crisis, donde incluso fabricas viven ya paros técnicos, detención en fábricas que trabajan para Apple y Tesla. Es tal lo delicado que hasta trabajan a la luz de las velas, como si estuviera en un lugar en donde aún no ha nacido
Nikola Tesla. Centros comerciales cierran anticipadamente por este problema en el noreste del país asiático.

Pero concentrémonos en lo importante, porque aunque se quisiera ocupar el carbón qué hay en México, hay un problema, porque grandes naciones han firmado un compromiso en Naciones Unidas para dejar de construir nuevas centrales eléctricas de carbón, esto está más que patentado en la cumbre mundial sobre el clima COP26 que se celebrará en Glasgow, Escocía, en octubre. El acuerdo “No New Coal” es el deseo de eliminación global del combustible fósil más sucio que existe, pero además será relevante porque harán valer la voz de aquellos que no quieren la construcción de nuevas centrales este año. 41 países se han comprometido a eliminar progresivamente las operaciones de carbón existentes hacia 2030, y otros 40 países que no forman parte de la alianza no tienen ni una sola central de carbón en proyecto. Habrá que ver qué dice sobre el tema la oficina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hoy la presión que viene es anticipada y no los tomará con “los dedos en la puerta”, tan así es que desde ahora países de Europa ya estar generando grandes reservas, por ello no es extraño que la alta demanda esté elevando los precios, de ahí que el millón de BTU (unidad térmica británica utilizada en las industrias de energía, calefacción y aire acondicionado); este en su máximo en siete años. El camino sobre esta sobredemanda en México, no será otro escenario que los subsidios a electricidad, porque de otra forma se dejaría sentir ese golpe de alta demanda en el bolsillo de los mexicanos, porque hoy el cuestionamiento es hacia sólo el gas como tal, como insumo, como elemento de producción, pero no en la ecuación cuando ya se le utiliza para otros fines, algo que quedará patente Inflación alta ultimo trimestre del 2021, presión que ya está más que clara. Y claro está que la solución nunca ha sido ni será el “Gas Bienestar”, más allá que se diga que sí son kilos completos, o que esos no están llenos no aire ni con agua basados en dichos “técnicos”. Los precios elevados del gas llegaron para quedar, al menos hasta 2022 dice Moody´s cuando haya pasado el invierno, y cuando algunas naciones inviertan más para incrementar su producción.

La realidad es que será el combustible favorito en el mundo, y sino me cree, revise las estadísticas de Estados Unidos, que lo ha tomado como factor importante para su crecimiento económico, pero también para abandonar de una vez por todas la utilización de los fósiles. Pero en todo esto hay un detalle más analizar, ya que Nord Stream II, el gasoducto Ruso, que pretende llevar gas a Alemania por el fondo del mar Báltico y por Ucrania, no iniciará operaciones hasta principios de 2022. Mala noticia para el mundo, que ya se frotaba las manos por el descenso en el precio del energético, donde Gazprom posee tiene desde 2017 el 100 por ciento de las acciones, y que lo ha construido con la francesa Engie, las alemanas Uniper y Wintershall, la austríaca OMV y la anglo-holandesa Shell. Así el panorama para la 4T.

Voz en Off

La Ciudad de México será la sede del Tianguis Turístico en su edición del año 2023, así lo ha confirmado el comité de selección de la Secretaría de Turismo. La próxima semana se darán a conocer más detalles sobre esta decisión. La convención se realizará este año en Mérida, Yucatán; y en el 2022 estará nuevamente en Acapulco y en 2023 se trasladará a la Ciudad de México…

[email protected]
@juliopilotzi

Menú de accesibilidad