Controversia Constitucional y Arbitrajes Internacionales por Reforma Eléctrica

Julio-Pilotzi

Julio PilotziSplit Financiero

Respaldados en los tratados firmados por nuestro país a nivel internacional, inversionistas tendrían elementos suficientes para presentarse ante cortes internacionales para protegerse

Distractor, quizá, bandera de la Cuarta Transformación, también, pero el empuje que se le está dando a la Reforma Eléctrica, trae todo el respaldo de todas áreas del gobierno federal, el cálculo es que no prosperará al menos no cómo se plantea, porque en el Congreso de la Unión, nada está garantizado mucho menos haciendo que el PRI asumiera todo el costo político de votar a favor de la misma. Pero se va más allá porque es impugnable a todas luces, por dónde se le vea, incluso, impugnable a nivel internacional.

Amenaza la inversión también, porque justo en el momento que le estamos diciendo esto las voz de lo que hoy sucede en México, ya corre cómo la pólvora, y ya se levanta la voz, no solo en Estados Unidos, sino países que además de tener inversión en ese sector en nuestro país ven con preocupación que se vaya en sentido contrario hacia dónde va todo el mundo qué es abandona la idea del control del mercado, pero también contra la idea absurda de no creer en el cambio climático.

Respaldados en los tratados firmados por nuestro país a nivel internacional, inversionistas tendrían elementos suficientes para presentarse ante cortes internacionales para protegerse, incluso con lo pactado en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Preocupa además que en el cuartel principal de la 4T, no hay una voz que le recuerde al presidente Andrés Manuel López Obrador, que desde 2015 existe el Acuerdo de París, cuyo finalidad y objetivo principal es mitigarlo el calentamiento global no más allá de 2 grados centígrados, y disminuir considerablemente los gases de efecto invernadero (GEI).

Hoy empresas generadoras privadas de electricidad rechazan la propuesta Reforma Constitucional, no solo porque se volvería al escenario de un comprador único, donde sí el Estado Mexicano asume todo el riesgo de transición energética, pero a su vez limitan la competencia y la libre concurrencia. Así no se promueve la competencia y respeto al Estado de Derecho en el Sistema Eléctrico, elementos clave y únicos para el desarrollo económico sostenible de México, y esto lo ratifican organismos como la Asociación Mexicana de Energía (AME) está conformada por 17 empresas globales de generación eléctrica.

En este espacio le hemos contado puntualmente y dado seguimiento a la grave crisis que se vive de energía en el mundo, y lo que se viene para México, pero aún con todo y todo se empuja esta especie de “Frankenstein”, y no porque sea el moderno Prometeo, sino porque no solo será la creación de eso que ya habíamos olvidado; control de mercado, pensando en que es la máxima solución a los problemas de energía de nuestro país. La destrucción de un sector que se ha preparado por décadas para abandonar los combustibles fósiles, es peligroso y delicado por dónde se le mire.

¿Tan pronto en Palacio Nacional han olvidado a la generaciones futuras?. México está comprometido en el
documento “Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC por sus siglas en inglés), que no es otra cosa que reducir sus emisiones nacionales con miras al Cambio Climático. Sus compromisos son la reducción en 22% las emisiones GEI y en 51% de las emisiones de carbono negro (CN) para 2030; con respecto al escenario tendencial (business-as-usual, BAU). Pero sí la justificación es que se va a proteger el ambiente, y que esto es meramente para poner “orden” en el sector, debe quedar claro qué empresas han cumplido a cabalidad con lo establecido en las leyes, en términos de los convenios firmados y los principios comerciales universales.

Señalar a quienes no lo han hecho así, será fundamental para justificar que haya cancelación de contratos o acuerdos firmados. Poner en
riesgo la posibilidad de que los mexicanos accedan a energía más limpia y a precios más accesibles, es la condena que se hace. La reforma constitucional en los términos presentados supondría la cancelación abrupta e injustificada de contratos y una franca violación al Estado de Derecho. Se defiende que se
respetarán los contratos ya establecidos, en los que las empresas generadoras han invertido miles de millones de dólares, colaborando con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Empresas nacionales e internacionales con presencia en nuestro país, viven de su propia
capacidad de generación eléctrica sin costo para el erario federal, fortaleciendo el sistema eléctrico nacional y la seguridad energética a través de diversas tecnologías. Pero incluso si se quiere ir más allá, se han generado miles de empleos
de alto nivel de especialización, gracias a las inversiones que se han hecho en la innovación de la industria eléctrica. Así que esto que vemos hoy es apenas lo que se viene, porque no termina con la votación en el Congreso de la Unión, ni en el Senado, donde la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tendrá gran relevancia cuando lleguen a los escritorios de los ministros los documentos donde también se haga presente lo que México ha firmado en los Tratados Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT) y el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM).

Voz en Off

Profeco que encabeza Francisco Ricardo Sheffield Padilla, pasará a la historia como el “guerrero” que luchó y acabó con las sopa instantáneas, pero que es permisible con miles de quejas que se ponen contra aseguradoras, industria automotriz, y tiendas de autoservicio que abusan de los consumidores, a ese penoso papel han reducido a la que procura y dice defender los derechos de los consumidores… Por cierto
Unilever, dueña de Knorr le han respondido a la Procuraduría Federal del Consumidor. El producto señalado dejó de venderse, y que sus sopas cumplen con la regulación mexicana. Pues en ¿qué andan los sabuesos de Ricardo Sheffield que no dan una?…

[email protected]
@juliopilotzi

Menú de accesibilidad