Ilegal e ilegítima

joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

De acuerdo al registro del INE, al corte del pasado 24 de octubre, Rosario Piedra Ibarra aparece como consejera nacional número 158 de Morena, un cargo de dirección nacional que violaba uno de los requisitos legales para presidir esa comisión y que, insisto, bajo palabra de decir verdad ante el Senado de la República, eliminó, mintió, pues

                                    Aquí, en ese camino de la razón al delirio. Florestán.

 

Ayer hablé con el senador de Morena Germán Martínez, quien el uno de diciembre dejó su escaño para ir de director general de IMSS hasta su carta renuncia-diagnóstico, el 21 de mayo, cuyo fondo me reiteró ayer: no puede haber austeridad en los servicios de salud.

La entrevista en Radio Fórmula fue para el tema de la elección de Rosario Piedra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, pues independientemente de la discusión sobre los dos votos desaparecidos para darle la mayoría calificada empatada, 76, dijeron, sobre 76, tocamos un punto central: su inelegibilidad.

Primero le hablé de la falta de la mayoría constitucional calificada que es de dos terceras partes de los votos de los legisladores presentes, que en tres tuits, Ricardo Monreal, presidenta de la Junta de Coordinación Política confirmó en 116, que marcaba las dos terceras partes en 77 votos que no alcanzó Piedra que se quedó en 76 y la mesa directiva y la bancada de Morena le dieron por buena.

Pero luego hablamos de su inelegibilidad pues la Ley de la CNDH establece como requisito no desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación lo que incumplía y no solo eso, en su declaración bajo protesta de decir verdad, omitió.

De acuerdo al registro del INE, al corte del pasado 24 de octubre, Rosario Piedra Ibarra aparece como consejera nacional número 158 de Morena, un cargo de dirección nacional que violaba uno de los requisitos legales para presidir esa comisión y que, insisto, bajo palabra de decir verdad ante el Senado de la República, eliminó, mintió, pues.

Después, en declaraciones a El Universal reveló que había ocupado un cargo de dirección en Morena de 2012 a 2015 (…) y no había impedimento por haber sido consejera nacional del partido.

Sumado este engaño al desaseo de su elección y la sospecha de su mayoría calificada, no estamos ante un problema de legitimidad de origen que merezca subsanarse con legitimidad de ejercicio; fue un proceso ilegal que si quieren limpiar solo podría ser por una declaratoria judicial nulificadora y reponer el procedimiento del todo con una nueva terna.

Solo así.

Si quieren, digo.

RETALES

  1. Alberto Athié, un hombre extraordinario y ampliamente conocido, que buscaba la presidencia de la CNDH, presentó un amparo contra la elección de Piedra en la CNDH;
  2. TODOS.- Me parece impropio de Ricardo Monreal que ante la renuncia de cinco de los consejeros del consejo consultivo de la CNDH haya declarado que mejor se vayan todo, eran diez, para llenarlo con sus cercanos, digo yo; y
  3. DÍA D.- No sé cómo los diputados van a sacar hoy el Presupuesto 2020 si se mantiene el cerco a San Lázaro y no hay ni dictámenes aprobados. Lo harán al estilo Senado-Piedra.

 

Nos vemos mañana, pero en privado


Menú de accesibilidad