Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Hombres necios

héctor herrera

Héctor Herrera Argüelles

La violencia contra la mujer, y en todas sus expresiones, es deleznable, pero pretender validar la “radicalización del feminismo” es como echar gasolina al fuego

“La ingratitud es el más vil de todos los pensamientos”:
Bruto

Sor Juana Inés de la Cruz es vigente cuatro siglos después, y con ello confieso mi poco entendimiento del mundo femenino, así como de la narrativa feminista. Ni siquiera hacerse el feminista. Por definición, el hombre no puede serlo.

Cuesta trabajo entender también la violencia radicalizada de algunos grupos que, enarbolando la bandera feminista, expresan su descontento de forma radical. No preocupan los monumentos, ni los negocios, ni las estatuas o las fachadas, pues el argumento central es que pueden remozarse y repararse, pero que la violencia se derive contra hombres y mujeres a golpe de mazo, martillo, palos y bombas molotov, pues no hay narrativa sólida que justifique el uso de la violencia como método político o de expresión.

Un buen amigo formado en la izquierda y destacado luchador social, me hizo reflexionar y pensar en los grupos de mujeres embozadas como grupos de choque e incluso fue más allá, podrían compararse con los “Halcones”, grupo que provocó la matanza del Jueves de Corpus. La comparación me pareció excesiva, sin embargo, en un punto tiene razón.

Las mujeres embozadas de negro a quienes podríamos llamar las “Nuevas Halconas” han decidido adoptar tácticas de guerrilla para exponer su narrativa, ya ni siquiera para tomar el poder o desestabilizar al gobierno, pero si para deslegitimarlo, porque lo suyo en realidad, es la provocación.

La “radicalización” de sus demandas va más allá de un discurso reivindicador del espectro feminista, se desliza abiertamente a la confrontación mediante la agresión y el ataque directo a las “fuerzas del orden” y a quienes se interpongan.

¿Es válida su estrategia? Lo es, si con ello desean provocar una respuesta similar: violencia con violencia. Ahí no hay argumentos, ahí priva la fuerza y el silencio.
Al “extremar” sus expresiones, de forma deliberada, descomponen el fundamento de la exigencia feminista, salvo que ellas digan lo contrario. La violencia en ninguna de sus expresiones es justificable. ¿La violencia machista se combate con la violencia feminista? Lo dudo.

Esos grupos de “Nuevas Halconas” es posible que reciban financiamiento de cualquier lado, incluso desde las entrañas de la 4T. Grupos interesados en golpear la gestión presidencial. Para nadie es un secreto que muchos de los nuevos morenistas tienen su corazoncito en otro nido.

Cabe recordar que los grupos de mujeres embozadas vestidas de negro comenzaron a aparecer en la toma de instalaciones de algunos planteles de la UNAM, y desde ahí se han desplegado para hacerse presentes en cualquier marcha y manifestación.
He sido partícipe de marchas y manifestaciones desde mis años universitarios, y es de conocimiento básico que, esos grupos tiene detrás “mano negra”. Quien marcha con sentido social e ideológico no se suma para agredir sino para hacerse escuchar.

La violencia contra la mujer, y en todas sus expresiones, es deleznable, pero pretender validar la “radicalización del feminismo” es como echar gasolina al fuego.
Nadie en su sano juicio puede legitimar la violencia venga de donde venga. Hasta donde me quedé, el fuego no se apaga con fuego, ¿o ya se puede?

De la libreta
° Terrible que Morena siga impulsando la candidatura de Félix Salgado en Guerrero, peor aún, que hombres y mujeres guerrerenses voten por él. Ya veremos.
° La Triple Alianza va a necesitar más que el regreso de Diego Fernández para nivelar las elecciones federales y su intención de recuperar el control de la Cámara de Diputados. Consulta Mitofsky reporta que, en materia de alianzas, el 36.1% de los ciudadanos asegura que es “muy o algo probable” que vote por el eje Morena-PT-Partido Verde, mientras que el 27.8% indica que su intención es votar a favor de la alianza PRI-PAN-PRD.
° 2020 fue el año más violento para las mujeres en Guanajuato. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, informa que el año pasado se registraron 433 casos de asesinatos de mujeres en esa entidad.

@HectorHerreraAR

  1. Silvia es mi nombre

    Hace unos días, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, dio a conocer que las mujeres representan el 24.8 por ciento de las personas desparecidas

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad