Falacia, la mano dura en política de seguridad

jose-fonseca1

José FonsecaCafé Político

La objeción fundamental es más prosaica: hace 25 años que lidia México con la violencia criminal y ningún gobierno la ha contenido. El actual dialoga con el espejo y no quiere saber que en su guardia la violencia está peor que nunca

Las objeciones a la adscripción de la Guardia Nacional en Sedena no tiene nada que ver con las telarañas de la “militarización” que sesgan los puntos de vista de tantos analistas con más talento, preparación y cultura que quien esto escribe.

La objeción fundamental es más prosaica: hace 25 años que lidia México con la violencia criminal y ningún gobierno la ha contenido. El actual dialoga con el espejo y no quiere saber que en su guardia la violencia está peor que nunca.

Talentosos analistas afirman que pasar la Guardia a Sedena prueba el fracaso de la “política de mano dura”, pero ninguno puede citar ejemplos de “mano dura”, no cuando la consigna del Gobierno es no confrontar, la política de “laizzes faire”.

Palacio: irreal su versión de movilidad social

En el afán de rectificar y demostrar que no está contra la movilidad social, el Presidente Andrés Manuel López Obrador acudió a las referencias del “desarrollo estabilizador”, cuya movilidad social, dijo, anuló el neoliberalismo.

Si, pero casi dos generaciones de movilidad por la educación y el desarrollo. Educación, sin discriminación. Exigente y de excelencia, prueba que todos los dirigentes empresariales, políticos y sociales egresaban de la escuela pública.

La irrealidad es extrapolar las exigencias del desarrollo de hoy con las de hace más de medio siglo. Era otro México, era otro el mundo. Sobre todo, en aquel México no era pecado social tener aspiraciones.

Nicaragua ya es un dilema para México

Entendible que un gobierno que, como el actual, llegó al poder con el apoyo de laz izquierdas mexicanas y hasta algunas extranjeras quiera probarle a todos que, pese a las críticas, el Gobierno de México sí es de izquierda.

En esos afanes, ignoran los abusos crecientes del dictador Daniel Ortega, cuyo pasado sandinista lo dejó en el baúl de un ático, porque lo suyo es el Poder, para lo cual no vacila en comportarse como aquel Somoza que derrocó el sandinismo.

Encarcela a la oposición, hasta a históricos líderes sandinistas para mantenerse en el poder y México, en sui generis lectura de la Doctrina Estrada sólo manda tibios comunicados. Alguien dígales que también hay izquierda democrática.

NOTAS EN REMOLINO

Faltaba más. Muy pronto más de la mitad de las gubernaturas las tendrá Morena, entonces, fuera simulaciones, dijo Mario Delgado y dijo a los futuros mandatarios que tendrán su propia Conago. Ninguno preguntó de parte de quien, por supuesto… Singulares aliados Gerardo Fernández Noroña y el Partido del Trabajo que rechazan la iniciativa presidencial sobre la Guardia Nacional. Capaz que, como dice el clásico del Salón Tesorería de Palacio, “ese gallo quiere su maíz”… El aún presidente de la Cámara de Diputados Ignacio Mier hace méritos. Anuncia una iniciativa para que el INE se convierta en instancia del gobierno federal… Celebra el Ejército el aniversario de la creación del plan DN-111, que a tantos ha salvado en desastres naturales. Plan que, por cierto, fue creado por el general Marcelino García Barragán… Como sea que se resuelva el asunto de la Línea 12, sus ecos reverberarán hasta la campaña presidencial de 2024. Poco vivirá quien no lo vea…

Menú de accesibilidad