Minuto a Minuto

Nacional Gaceta UNAM: educación pública y autónoma, irremplazable
Entregan reconocimiento al Mérito Académico a 179 profesores e investigadores con 50 años de labores
Deportes “La calificación será muy importante; a ver si tenemos suerte”, asegura ‘Checo’ Pérez en Imola
'Checo' Pérez reconoció que Imola es un "circuito complicado, con una pista de las de 'la vieja escuela'", pero aseguró que está en la lucha para la carrera del domingo
Economía y Finanzas Empresarios lanzan cinco propuestas para aumentar la inversión extranjera en México
Las cinco propuestas permitirán incrementar el atractivo de México como destino de inversión para el periodo 2024-2030
Deportes Se agotan camisetas de mujer de los Chiefs con el nombre de Harrison Butker
El nombre de Butker se volvió tendencia, pues subrayó que el papel de la mujer como madre y esposa está por encima de su vida profesional
Nacional UNAM responde a grupos propalestina; revisará convenios con universidades de Israel
La UNAM recordó que ya ha expresado su pesar por la situación en Gaza, pero dejó en claro que "no puede arrogarse facultades ni atribuciones que competen al Estado"

Hoy podría ser el día para dar el banderazo de salida a los datos económicos de este 2023 con la publicación muy tempranito de la inflación de la primera quincena de este mes de enero.

Y puede ser uno de los datos más importantes al arranque del año porque hay que ver si se mantiene la desaceleración del Índice Nacional de Precios al Consumidor, como indicador de la inflación general, y ver si la Inflación subyacente ya empieza a dar alguna señal de haber tocado un techo e iniciar un descenso.

Los primeros días del año tienen la peculiaridad de reflejar los aumentos acordados en tarifas y precios y podría ser que se noten en subíndices como el de tarifas autorizadas por el gobierno. Habrá bajas en productos y servicios de temporada, como los paquetes turísticos, pero puede empezar a dar indicios de lo que puede venir para la inflación y con ella para la política monetaria.

Veremos si la encuesta de la agencia Reuters entre 16 analistas, que estimaban una inflación general anual de 7.86% al cierre de la primera quincena se cumplió con el dato que esta mañana del martes ya conocemos.

Y, sobre todo, ver si se puede materializar su expectativa de que la política monetaria restrictiva del Banco de México (Banxico) será más pausada en los incrementos de la tasa de interés.

Habrá otro dato económico importante el martes de la próxima semana. Será la estimación oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre del 2022, que si bien es información del año pasado, podrá mostrar que tan dinámica o desacelerada llega la actividad económica a este 2023.

Las estimaciones hablan de una expansión del PIB que podría estar cerca de 3% para todo el 2022, pero con la posibilidad real de una desaceleración para terminar el año con un crecimiento de apenas 1% o menos. Todo eso hasta ahora son pronósticos.

Los primeros datos por parte del Inegi sobre el comportamiento de la economía este año llegarán con algunas encuestas de confianza de los agentes económicos durante los primeros días de febrero.

Después, ventas de autos de enero y para mediados de febrero llegará uno de los nuevos indicadores experimentales del Inegi que permitirá tener una primera fotografía de la actividad económica de enero.

Para ese momento ya conoceremos el comportamiento de la inflación de este mes completo y habrá pasado una semana desde la primera decisión de política monetaria de la Junta de Gobierno del Banco de México y de la Reserva Federal de Estados Unidos.

La Secretaría de Hacienda publicará al cierre de este mes el informe sobre las finanzas y la deuda públicas.

En fin, empieza la danza de los datos de lo que seguramente habremos de percibir en nuestra vida económica cotidiana y en el adelanto que nos hagan los mercados financieros.

Hasta ahora, la expectativa es de un 2023 con menor inflación, con tasas que se mantengan altas al menos durante el primer semestre antes de iniciar un descenso y una economía que claramente se va a desacelerar sin tener claridad si llegaremos hasta un nivel de recesión.