Minuto a Minuto

Nacional ONU-DH manifiesta su preocupación por actos violentos en contra de dos menores en México
La ONU manifestó su preocupación por actos violentos contra de dos menores en menos de una semana en los estados de Guanajuato y Tabasco
Internacional Activistas en norte de México lanzan alerta por violencia de la Guardia Nacional de Texas
La alerta es por el aumento de la violencia con la que la Guardia Nacional de Texas trata a migrantes que intentan cruzar por la frontera Juárez-El Paso
Nacional Gálvez se compromete en Tepito a “ayudar y proteger” a mujeres
Gálvez se comprometió en el barrio de Tepito de la Ciudad de México a "ayudar y proteger" a las mujeres mexicanas si gana las elecciones
Nacional Ciudad de México enfrenta las más altas temperaturas de su historia
Los habitantes de la Ciudad de México afirman sentir "calores más extremos" y temperaturas sin precedentes
Nacional Al menos dos muertos en Toluca por formación de nube embudo
El fenómeno provocó el levantamiento de objetos, el colapso de estructuras y la caída de árboles en la zona norte de Toluca

Ahí va: un miembro de la CNTE, que cobró 287 mil pesos sin dar clases, logró ayer que la Cámara de Diputados aprobara un punto de acuerdo “de urgente y obvia resolución” para suspender la evaluación de los maestros. ¿Cómo lo consiguió? Ah, porque ese personaje ahora es… diputado.

Es decir, no tienen que acreditar conocimientos los encargados de que México deje de tener un nivel educativo de la quinta colada: en el más reciente informe PISA, el examen internacional más reconocido, nuestros niños no aprobaron un solo examen de ciencias, lectura ni matemáticas.

Y, según la OCDE, 63 por ciento de los mexicanos apenas tiene estudios de primaria o secundaria. Sólo 64 por ciento de los niños termina la primaria, 51 la secundaria y 27 el bachillerato. Pero un maestro que no se para en un salón de clases, logra que los maestros no sean evaluados.

Se llama Azael Santiago Chepi, y es diputado federal de Morena y exdirigente de la Sección 22 en Oaxaca, donde consiguió los votos con el apoyo del grupo de la CNTE conocido como Los Pozoleros, cuya jefa es Dominga Escobar Luis, quien también cobra como maestra sin dar clases.

Dominga tiene número de plaza 078712E0281000400971 en la primaria Juujky Ajte’n, municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla, donde cobró, desde 2015 al primer trimestre de este año, 380 mil 33 pesos, aun cuando el comité de padres de familia nunca la ha visto.

Así que en esas manos está nuestra educación. Ayer, entre gritos y consignas contra la Reforma Educativa, subieron a tribuna más de 50 diputados, entre ellos Irán Santiago Manuel, acusado de robarles 30 millones de pesos en salarios a 250 docentes maestros de Oaxaca.

El punto de acuerdo dice:

“La Cámara de Diputados exhorta a los titulares del Poder Ejecutivo federal, de la SEP y a las autoridades educativas de todas las entidades a suspender de manera inmediata e indefinida los procesos de evaluación para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia”.

Una conquista de Azael Santiago Chepi, quien como jefe de la CNTE (2008-12) declaró paro de labores que dejaron sin clases por más de 71 días a un millón de estudiantes de Oaxaca. Y hasta número de plaza tiene: 078779E2781300203639 como profesor de telesecundaria.

Pero es mentira: está asignado al Centro Regional de Capacitación y Mejoramiento Profesional del Magisterio, que según el portal Mejora tu Escuela, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), no cuenta ni con personal ni con alumnos.

Toda una joyita el señor diputado Azael Santiago Chepi. Ni escribir sabe. Ayer, tras su conquista de lograr que no sea evaluado como maestro, escribió en Twitter: “Logramos la aprovación (sic)…”

Un desastre.