El ridículo de Vicente Fox

manuel-ajenjo1

Manuel AjenjoEl Privilegio de Opinar

Según la hipótesis de mi anónimo corresponsal, lo que Chente pretende con sus dichos y actitudes hacia el preciso tabasqueño, es curarse en salud

El inefable Vicente Fox, uno de los principales promotores de la marcha, en León, Guanajuato, en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue conminado por algunas personas que acudieron a la misma a abandonarla con el argumento de que la manifestación era apartidista y ciudadana; que dentro de ella no se valía la mano negra de un político y menos, la de un ex presidente.

En un video publicado en el portal de noticias ZonaFranca puede apreciarse el momento en que una mujer a través de un altoparlante dice: “Señor Vicente Fox, haga el favor de retirarse. Gracias”. No se percibe si es otra voz de mujer o la misma que, enseguida, expresa: “Es una marcha de ciudadanos inconformes . No tiene ningún color, ningún partido”. Mientras se escucha lo reseñado, Fox, con una camisa azul (PAN) y una gorra azul fuerte (Blue Demon) con el logotipo del Centro Fox, les da la mano a algunos de los ahí reunidos, tan reducidos en número que si se lo hubiera propuesto saluda de mano a todos en menos de 15 minutos.

La marcha que se llevó a cabo el domingo, entre el Arco de la Calzada de los Héroes y la Plaza Principal, Mártires del 2 de enero, ya había comenzado cuando, según la información del sitio noticioso digital SinEmbargo, dos de los organizadores comenzaron la discusión para que Vicente Fox y el ex Alcalde de León, el panista, Ricardo Alaniz Posada, se ausentaran del lugar, de lo contrario el cortejo no avanzaría.

A la invitación femenina de abandonar la concentración cívica, el, en mi opinión, mediocre e ignorante ex mandatario, respondió: “¡Ni madres! ¡No me voy! Yo soy ciudadano y voy a participar”. Y así, lo hizo, caminó por la calle Madero rumbo al centro de la ciudad acompañado de su palafrenero, patrocinador pecuniario, beneficiario económico y huele pedos –no necesariamente en ese orden- Elías Villegas; protegido por los escoltas que, recientemente, le proporcionó el señor presidente López Obrador a quien él denomina, de manera insolente, Lopitos. (Aquellos que condenaron, se rasgaron las vestiduras y pusieron el grito en el cielo, cuando al actual Jefe del Ejecutivo, siendo candidato, llamó, de manera irreverente, al que era presidente Fox,  chachalaca; ¿qué opinan ahora del modo de expresarse del ex gobernante respecto a la figura presidencial? No es lo mismo atrás que en ancas –dice el refrán ranchero que el redactor utiliza para estar a tono con el personaje y la región abajeña).

Por cierto, al llegar a la Plaza Principal de León, los asistentes, aproximadamente mil, según mi corresponsal espontáneo, no llenarían ni el Palenque de la Feria, a mano alzada, como lo hace el propio AMLO, reprobaron y pidieron la renuncia del actual Mandatario.

El director del Centro Fox; dueño del Hotel-Boutique, Hacienda San Cristóbal; y pareja, dispareja, de la señora Marta –ahora tan calladita y modosa; es tan proclive a la mentira que no obstante las pruebas palpables en audio y video de la exhortación que se le hizo para no participar en la marcha, aunque él fuera uno de los convocantes, lo negó de manera rotunda en su cuenta de Twitter. Embustero. Además compartió un video en el que se le observa en la concentración cantando el Himno Nacional. (Gallina que come huevo ni aunque le quemen el pico, refrán del sureste mexicano que el que escribe emplea para empatar el marcador de los dichos nacionales).

Según la hipótesis de mi anónimo y espontáneo corresponsal leonés, lo que Chente pretende con sus dichos y actitudes hacia el preciso tabasqueño, es curarse en salud. Las investigaciones en Pemex son un hecho, como es un hecho que los hermanos Bribiesca Sahagún están embarrados hasta las cachas de la corrupción emanada de los hidrocarburos, si no es que el propio Fox también lo está. Si llegara a ocurrir que los pétalos de una investigación llegaran a tocar a los hijos de la señora Marta o a don Vicente, tendría el grandote de Guanajuato de dónde agarrarse para argumentar que las acusaciones en contra de sus queridísimos entenados o el supuesto ataque a su persona son una venganza personal del gobierno de López Obrador que no soporta la crítica ni tolera la libertad de expresión. ¿Será? Seguiremos informando.

WhatsApp

Contestador telefónico de los abuelos. “Hola. En este momento no estamos en casa pero por favor déjanos tu mensaje después de oír la señal, nosotros lo contestaremos a la brevedad posible. Biiiippp… Si eres uno de nuestros hijos marca el uno y a continuación selecciona del 1 al 3 según el orden en el que hayas nacido, así sabremos quien eres. A continuación señala la opción deseada: Si necesitas que nos quedemos con los niños, marca dos. Si lo que quieres es que te prestemos el coche, marca tres. Si quieres que te lavemos o planchemos la ropa, marca cuatro. Si quieres que los nietos duerman en casa, marca cinco. Si quieres que vayamos a buscar a los niños al colegio, marca seis. Si quieres que preparemos una comida para el domingo llevártela a casa, marca siete. Si lo que quieres es venir con tu familia a comer aquí, marca ocho. Si necesitas dinero, marca nueve. Si nos vas a invitar a comer, a pasear, a ir al teatro o de shopping, puedes hablar directamente que te estamos escuchando”.


  1. Madero, el espiritista

    Aunque para algunos la revolución sí fue una divertida fiesta, como para el coronel José Rubén Zataray que cuando el país se pacificó dijo: “la revolución degeneró en gobierno”

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad