El Quiebre de la Línea Dorada y de la 4T​

héctor herrera

Héctor Herrera Argüelles

No es un exceso decir que el futuro político de Ebrard, de Sheinbaum y de la 4T, está en el esclarecimiento del accidente

“Una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos con mejor posición sino cómo trata a los que tienen poco o nada”:
Nelson Mandela

Nancy Esveida Ramírez Alvarez vive en La Nopalera en Tláhuac y tiene 44 años. A diario viaja en combi y en el Metro para llegar a su trabajo en el Centro Histórico de la CDMX. Después de 4 horas de traslado y de ocho a diez horas de trabajo, llega a su casa por la noche para poder, por lo menos, abrazar a sus hijas y esposo antes de dormir, sin antes, ultimar el trabajo del hogar que también realiza.

El 3 de mayo del 2021, Nancy Esveida, hizo el mismo periplo que repite desde hace 8 años, incluso con pandemia de por medio, puesto que en el trabajo le advirtieron que, si fallaba al empleo, sería despedida. Nancy se había librado del virus, más no su marido que, estuvo enfermo y convaleciente por más de un mes. A él si lo despidieron.
Viajaba en el Metro con dirección a La Nopalera y el sueño la había vencido. Al dormitar, dejó caer al suelo la bolsa de pan que llevaba en el regazo y que serviría para elaborar las tortas para la cena. Cuando despertó sobresaltada, sintió una especie de temblor, y de repente, el vacío. Quedó amontonada con otras 100 personas que viajaban en los dos vagones que cayeron después de que una trabe de la línea “Dorada” colapsó.

Nancy Esveida se encuentra hospitalizada en el Hospital de Xoco y se reporta como grave. Nancy y los demás pasajeros sabían que la línea tenía problemas de diseño, estructura y operación desde que el entonces Jefe de Gobierno de la CDMX, Marcelo Ebrard, decidió apresurar su inauguración en octubre del 2012, antes de dejar el gobierno. Se quería colgar la medalla.

La Línea Dorada registró 66 fallas en sus instalaciones y en la operación desde el 30 de octubre del 2012 y hasta el 23 de noviembre del 2020. Desde su inicio la “magna obra” de Ebrard evidenció fallas de operación y de estructura agravadas por el sismo de septiembre del 2017.

A pesar de que la última revisión de la línea se efectuó hace casi un año a decir de la Directora del Metro, Florencia Serranía, los vecinos documentaron de forma reiterada que la trabe que finalmente colapsó, se encontraba dañada y producía “ruidos extraños” cada que los vagones pasaban por ese tramo. Nancy, sus vecinos y las propias autoridades conocían de los riesgos en la línea 12. Los especialistas de la UNAM aseguran que el accidente pudo haberse evitado.

El Presidente López Obrador ha sostenido y con razón que, muchos de los problemas vigentes en el país fueron heredados. En el caso de la Línea Dorada, la máxima presidencial también aplica. Marcelo Ebrard, Miguel Mancera y Claudia Sheinbaum, tienen una responsabilidad compartida por lo sucedido en Tláhuac.

No es un exceso decir que el futuro político de Ebrard, de Sheinbaum y de la 4T, está en el esclarecimiento del accidente. Tampoco es excesivo señalar que, en el quiebre de la Línea Dorada puede estar también el quiebre de la 4T.

Llegar a la verdad es un imperativo. Claudia Sheinbaum ha dicho “vamos a fondo”. Así sea.

De la libreta

° A un mes de las elecciones, Morena conserva la ventaja en 8 entidades, entre ellas, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Sonora. La sorpresa al momento es Movimiento Ciudadano que, aventaja en Nuevo León y Campeche. El Pan va adelante en BCS y Querétaro, mientras que la Alianza Va por México reporta ventaja en SLP y Tlaxcala.

° En plena pandemia, alumnos y maestros de la FES Acatlán UNAM, descalifican la reelección de Manuel Martínez Justo y aseguran que, ha impuesto vía digital un clima de hostilidad, persecución y hostigamiento contra la comunidad.

° Florencia Serranía, aún directora del Metro, debe separarse del cargo para dar paso a la investigación. Obvio es que, algo no ha hecho bien.

@HectorHerreraAR

Menú de accesibilidad