El INE y las trampas

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

¿Todos o ninguno? Los tres aspirantes independientes a la candidatura presidencial incurrieron en “inconsistencias” a la hora de acreditar las firmas de apoyo recolectadas por sus auxiliares, a través de la aplicación móvil.

¿Todos o ninguno? Los tres aspirantes independientes a la candidatura presidencial incurrieron en “inconsistencias” a la hora de acreditar las firmas de apoyo recolectadas por sus auxiliares, a través de la aplicación móvil.

Ayer, el INE dio vista a la Fepade sobre la recolección de las firmas levantadas por Margarita Zavala, Jaime Rodríguez y Armando Ríos Piter para validar su candidatura a la Presidencia de la República. De esas indagatorias depende, en última instancia, que las dudas sobre la legitimidad de las candidaturas independientes se disipen.

Más allá de “tasas de procedencia” y de apoyos válidos, el Bronco y el Jaguar quedarían marginados de la boleta electoral, por tramposos. Antes de haber ejercido su derecho de audiencia, ambos fueron incriminados por líderes de opinión que incluso presumen de haber accedido a las pruebas de sus conductas fraudulentas.

Ríos Piter acudirá este mediodía a la sede nacional del INE para conocer —de primera mano— sobre estos asuntos. Lo hace en el límite del plazo de cinco días, después de que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos, que preside el consejero Benito Nacif, diera a conocer el avance de la recolección de apoyos ciudadanos y una semana después de que se conocieran las primeras versiones sobre el rechazo a los dos independientes.

“El Jaguar necesita el dictamen para impugnar ante el Tribunal Electoral y también para acreditar las filtraciones de los consejeros que han minado su imagen”, refieren sus colaboradores. La suspicacia del Jaguar enfocaría al director de Prerrogativas, Patricio Ballados, y al consejero Nacif. Sin aparente vinculación, esos mismos señalamientos constan en la denuncia presentada por el experto en derecho electoral, Roberto Duque Roquero, contra quien resulte responsable de haber adelantado la sanción contra Ríos Piter y el gobernador con licencia de Nuevo León.

Esa filtración es un delito electoral y viola la obligación legal de resguardo que tienen esos funcionarios sobre esta clase de información, definió. También viola la Ley de Transparencia.

A su juicio, hubo un uso ilegal de información (“filtración”), en perjuicio del proceso electoral, conducta que encuadra en el delito previsto en el artículo 8, fracción II, de la Ley General en Materia de Delitos Electorales. Una vez desahogada la investigación correspondiente, puntualiza, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales podría ejercer acción penal en contra de integrantes del Consejo General del INE por actos delictuosos en perjuicio de la democracia mexicana.

Duque Roquero considera que el fiscal electoral —Héctor Díaz Santana— debe tomar declaración a los 11 consejeros electorales, incluido el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.

“Es muy indignante que algún insecto consejero del INE (o similar) confunda su responsabilidad constitucional con una grilla colegial y le pase información delicadísima a su periodista predilecto para pararse el cuello”, censuró.

Hace seis meses, Duque Roquero participó en un simpósium sobre derecho electoral, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, por invitación de su colega, el investigador César Astudillo.

Entonces, anticipó que uno de sus temas de estudio serían las candidaturas independientes. Entre éstas —advirtió— es necesario discriminar a aquellos aspirantes provenientes de la sociedad civil —entre ellos Pedro Kumamoto o Manuel Clouthier— de los “tránsfugas de partidos que utilizan esta figura para despotricar contra la partidocracia corrupta a la que hace cinco minutos pertenecían y seguirían perteneciendo si ahí les hubieran dado el hueso que soñaban. ¿Nombres? El Bronco y muchos más”.

“Estos individuos suelen hacer política a costa del desprestigio de la política. Ensucian su propio oficio con tal de cachar votos. No nos dejemos engañar por esa clase de sujetos”, insistió Duque Roquero, “como electores tenemos la posibilidad de diferenciar a unos y a otros. ¡No los confundamos!”.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿TRUEQUES? La diputada Laura Beristáin dejará su curul en el Congreso de Quintana Roo para asumir la candidatura de Morena a la alcaldía de Playa del Carmen. En la víspera, la simpatizante obradorista habría concurrido a una reunión con el exgobernador Félix González Canto y emisarios del exmandatario, Roberto Borge, y del exedil de la misma localidad, Mauricio Góngora; ambos en la actualidad en prisión y sujetos a proceso. ¡Órale!

¿ANTICIPACIONES? A 24 horas de su último pleno y 10 días antes de que concluyera su periodo, Ximena Puente de la Mora se despidió del INAI. En defensa de la expresidenta del Instituto, sus voceros sostienen que no tiene militancia partidista y que aceptó la invitación para integrarse a la lista de plurinominales aprovechando la apertura a candidaturas ciudadanas derivada de la reforma estatutaria ocurrida en la XXII Asamblea Nacional del PRI. “Ha sido postulada en consideración de su talento y experiencia”, insisten, “es una mujer sumamente preparada con una larga trayectoria profesional y académica en materia de transparencia, rendición de cuentas, acceso a la información y protección de datos personales”.

La Junta de Coordinación Política del Senado informó que hay 34 aspirantes a las dos vacantes que se abrirán en el INAI —también expira el mandato de Areli Cano— y después de que se validen los registros, vendrá el primer corte.

[email protected]

  1. El museo del legado peñista

    El Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad sufre una profunda y definitiva transformación. Esas instalaciones —ubicadas a menos de 500 metros de la entrada principal de la residencia oficial de Los Pinos— albergarán el legado cultural y educativo de la reforma energética.

    Continuar leyendo

  2. Las paradojas del caso Posadas

    Ha transcurrido un cuarto de siglo, desde el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo. El esplendor del sexenio salinista terminó ese lunes 24 de mayo de 1993, tras la balacera en el estacionamiento del aeropuerto internacional Miguel Hidalgo. El arzobispo de Guadalajara se convirtió en el primer mártir de la transición a la democracia en México y la opinión pública conoció a la segunda generación de gatilleros del narco que llevaron sus reyertas a escala global.

    Continuar leyendo