No puedo aceptar a quienes buscan racionalizar las barbaridades y hasta les inventan excusas. 

Florestán.

Hoy me taparé con cera el entendimiento, me amarraré al palo mayor y trataré de desoír los temas que nos distraen de lo profundo. No voy a hablar de la reforma electoral de López Obrador para desparecer al INE de cara a las presidenciales de 2024, tampoco del juego de las corcholatas, ni en el falso, pero riesgoso, conflicto con la UNAM, con los médicos y con la clase media.

            Y no, no voy a ser tentado por su discurso de que todo pasado fue peor, que es posible, pero no garantiza que el presente sea mejor, que los suyos son diferentes, que está en marcha la revolución de las conciencias o si macanea por encima de los 300.

            Tampoco en los 500 años de la fundación lunar de Tenochtitlan que por decreto ubicó en 1321 sin ningún rigor histórico solo para presidir las fiestas de sus 500 años, ni el falso conflicto con la corona española, el Parlamento Europeo y periodistas y medios mexicanos y extranjeros.

            Superada esa tentación, voy a hacer cuentas a partir de la realidad: en sus 41 meses y 20 días de gobierno, del presidente López Obrador, los homicidios dolosos suman 120 mil 548. De los cien mil desparecidos desde 1964, 35 mil han sido en su gestión, a los que hay que sumar medio millón de muertos por el manejo de la pandemia.

            Y hoy no quiero entrar en temas de inflación, cero crecimiento, caída de la inversión, falta de medicinas y el desastre del sector salud.

            Esos son los temas de fondo que nos debe y angustian, de los que nos distrae, y que, al final serán el saldo de su gobierno.

            Y por eso, por hoy, no voy a caer en el canto de los distractores palaciegos.

RETALES

  1. VISITAS.- Cada vez que viene a México Juan Ramón De la Fuente muchos se ponen nerviosos. Ahora los nervios están en la SEP donde aseguran que Delfina Gómez se va, como se irá, de candidata de Morena al estado de México. Y el despacho de Vasconcelos lo quieren los duros que le sigue en el escalafón: desde un subsecretario hasta el director de Publicaciones, Marx Arriaga quien presume el apoyo más fuerte de Palacio;
  2. PLAZOS.- Ayer se incumplieron dos plazos, el del presidente para hacer públicos los contratos de las compras de vacunas, que no dio, y el de Joe Biden que, aseguró Marcelo Ebrard, respondería si invitaba a los dictadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua a la cumbre de las Américas, que no invitará, por lo que López Obrador no asistirá. ¿Valdrá la pena este lance? Lo sabremos muy pronto; y
  3. FALLO.- El juez Delgadillo Padierna, el que encarceló a Rosario Robles, cerró ayer el caso de los abogados que la Fiscalía General de la República relaciona con Julio Scherer Ibarra, fallo que la fiscalía rechazó y anunció un proceso contra el juzgador. En el eje del caso, otro abogado, Juan Collado con más de un año en la cárcel. A ver qué sigue.

Nos vemos el martes, pero en privado.