Dos mujeres, un camino

laura garza

Laura GarzaEnfoque Manual

Dos mujeres mirando hacia un mismo camino, que es el de abrir los espacios para que más jóvenes sigan creyendo que las batallas sí pueden ser conquistadas

Hay escenas que resultan impactantes para la memoria histórica y colectiva de un país, pero aún más de un mundo entero en donde la presencia de las mujeres ha ido ganando no solo terreno, sino poder.

No es una época en donde el feminismo llegó para quedarse, sino es un ciclo que va avanzando su rumbo en la importancia de la m

Hay escenas que son difíciles de canalizar en la memoria y sobre todo de entenderlas conforme la historia acata la experiencia y el conocimiento de la mujer en terrenos como la política, por solo mencionar uno.

Estados Unidos, el país que siempre es observado de día y de noche y que sin descanso millones de personas buscan llegar a él para convertir un sueño tropicalizado a las necesidades propias y a lo que cada quien cree como una mejor vida, suma ya una inspiración directa para todas las niñas y mujeres del mundo.

Los nombres que van resonando en las aulas, los rostros de quienes ya aparecen como musas y las acciones que cada una de ellas han ido dejando como un indicio que sí se pueden lograr eso que se imaginan van tomando fuerza.

Para estas últimas generaciones de niñas, jovencitas y mujeres Hillary Clinton con su resiliencia, Michelle Obama con su entusiasmo y energía, Kamala Harris por su excelencia y trabajo arduo y Nancy Pelosi por mantenerse firme ante quien sea con sus ideales.

En esta semana que casi termina, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden se presentó en el Capitolio, ante una sesión conjunta del Congreso. Un escenario que no se había vuelto a abrir desde aquel ataque a la democracia estadunidense en enero.

Su primer discurso ante el Congreso toma fuerza en la historia de la política en Estados Unidos, por el hecho de que dos mujeres fueron las que presidieron por primera vez ante las dos cámaras.

El hecho de haber sido captadas visualmente, deja claro la posición de la Señora portavoz y la Señora Vicepresidenta y más aún que debido a la pandemia, las nuevas maneras de saludarse y los recientes códigos de camaradería se han transformado a lo que pareciera tan informal como un golpe de antebrazo.

La primer mujer Vicepresidenta y la única mujer en la historia norteamericana que ha ocupado la presidencia de la Cámara, y que ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión presidencial después de Harris, custodiaron, acompañaron y lograron que el evento trascendiera en la historia.

La fotografía que más circuló en redes sociales, fue en donde Harris y Pelosi están de pie aplaudiendo en manera de adulación y soporte al discurso de su presidente, sin embargo esta imagen que hoy les presento, la cual fue tomada por la fotoperiodista de la agencia EFE, Melina Mara me parece con mayor cantidad de mensajes.

Entendemos que ver una imagen política, siempre representará una lectura obligada de mensajes implícitos que nos orillarán a querer reinterpretarla para colocarla en nuestra memoria histórica.

Las dos mujeres allí detrás con la mirada hacia el frente, la sobriedad de sus colores, pero aún más la colocación de ambas en espacios donde no hay manera de ser tapadas o bloqueadas ante los ojos de todos.

El presidente justo en medio, representa al hombre que no solo se ha encargado de posicionar su mensaje de recuperación en temas nacionalistas, sino que ha dado el valor y la importancia a la voz femenina en un espacio que antes nadie lo daba.

Sobre todo, viniendo de un periodo en donde la primera dama era utilizada de manera protocolaria y superficial, y sobre todo que la mujer fue víctima de mensajes misóginos por un hombre que se creía todopoderoso.

A 101 años después de que Estados Unidos garantizara el derecho al voto de las mujeres, se escribe una página en la historia en donde esa bandera que vemos de fondo que para muchos ha significado un camino infinito de oportunidades respalda las importancia y el poder de dos mujeres junto al presidente.

La política siempre ha sido de hombres, los discursos siempre se han quedado cortos con las acciones directas y sobre todo que se cumplieran en el tema de la mujer y empoderamiento o si lo quiere ver, en el apoyo y reconocimiento a la mujer.

Hoy podemos congratularnos, aunque no seamos norteamericanas e incluso si estamos o no de acuerdos en la política migratoria o en temas relacionados con nuestro país directamente, pero sí en el sentido en que ya era hora de ver este momento en tiempos en que la mujer ha sabido ocupar y defender su enorme capacidad de adaptación y de preparación en el ámbito político.

En lo personal, esta imagen tiene la fuerza para dejar claro que el mundo está listo para aceptar que la mujer sigue demostrando su capacidad y su fortaleza para ganar lo que quiera ganar.

Las miradas colectivas están en la espera que el mundo sea más equitativo y el micrófono sea abierto tanto para unos como para otros.

Joe Biden será el presidente que respaldó a la mujer y eso ya es histórico y mejor aún, creo que será un ejemplo para que muchos otros entiendan que no es un tema de lucha de poderes, sino de sumar las capacidades de ambos con el único objetivo de empoderar a un país.

Dos mujeres mirando hacia un mismo camino, que es el de abrir los espacios para que más jóvenes sigan creyendo que las batallas sí pueden ser conquistadas.

Menú de accesibilidad