JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

Diego responde: Bartlett miente

Diego responde: Bartlett miente


La vida es cuesta arriba o cuesta abajo, no hay más.
Florestán

Le contaba ayer que Manuel Bartlett me había dicho el martes que no podía decir si Carlos Salinas había ganado o no la elección presidencial de 1988, cuando era secretario de Gobernación y presidente de la Comisión Federal Electoral, y que nunca se cayó el sistema, que fue un mito de Diego Fernández de Cevallos, quien negoció con el PRI su victoria en el Colegio Electoral de la Cámara de Diputados.

En respuesta, ayer, Fernández de Cevallos negó y descalificó uno por uno los dichos del hoy operador de Andrés Manuel López Obrador y coordinador de la bancada PT, que es Morena, en el Senado.

Lo primero que me dijo es que se puede faltar a la verdad por dos motivos: falta de memoria o falta de vergüenza, y que existe toda la documentación de aquella elección que, afirmó, ganó Carlos Salinas pero en un proceso que bajo ninguna circunstancia cumplió con los estándares mínimos que exige una democracia, toda vez que fue diseñado, preparado, instrumentado y, lo peor de todo, calificado por el PRI, usando todas las estructuras en las que fueron juez y parte para darle la Presidencia de la República.

Sobre las actuales dudas de Bartlett, a 29 años de distancia, recuperó un documento de 16 hojas en el que como presidente de la Comisión Federal Electoral, acreditó la legalidad del proceso y asumió su responsabilidad en él. Miente ahora al decir que la noche de las elecciones no se suspendió el flujo de información y también cuando afirma que negocié el resultado cuando con otros panistas, subió a la tribuna del Colegio Electoral para reclamar la nulidad del proceso y así lo ratificó en el mitin del domingo siguiente en el Zócalo cuando insistió en la anulación de las elecciones y que es falsa su versión sobre la quema de los paquetes electorales como la plantea.

Y lo remató desde lo que llamó la verdad documentada: Cuando hoy declara no saber si Salinas ganó o perdió aquellas elecciones, lo cierto es que como presidente, lo hizo secretario de Educación Pública, gobernador de Puebla y luego fue senador por el PRI. Y cuando ya no le dieron espacio, decidió irse a purificar con López Obrador. Allá él y su conciencia, dijo el Jefe Diego.

RETALES

1. PLAZO. Funcionarios de la PGR traerán el lunes a México al exgobernador de Veracruz Javier Duarte, directo del aeropuerto a una cárcel;

2. RESPONSABILIDADES. En lugar de dar explicaciones sobre el clima y las lluvias y que el golpe le vuelva a llegar al presidente Peña Nieto, deberían exigir responsabilidades a la constructora Aldesa, responsable de la obra de la vía exprés de Cuernavaca, que cobró 2 mil 200 millones de pesos y ahora dice que el socavón en el que murieron dos personas, a los tres meses de inaugurada, fue por las fuertes lluvias; y

3. OTRO. Por si faltaran precandidatos presidenciales en el PAN, hay siete, ayer levantó la mano otro: el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com