Despenalización y salud pública


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

El debate sobre despenalización de drogas anunciado por la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero se traducirá en mayor accesibilidad para los adictos y se espera sea factor para que se reduzcan los índices de inseguridad y violencia, ojalá que la pacificación prometida.


El debate sobre despenalización de drogas anunciado por la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero se traducirá en mayor accesibilidad para los adictos y se espera sea factor para que se reduzcan los índices de inseguridad y violencia, ojalá que la pacificación prometida.

Siembra, procesamiento, venta legal, tráfico ilegal y consumo serán discutidos por agrupaciones sociales, expertos y autoridades interesadas no solo en el aspecto lúdico, sino en la salud pública.

Importante será llegar a una regulación que tiene ya como antecedentes la reforma de 2009, que permite a consumidores la portación hasta cierto gramaje o dosis, así como la apertura al uso medicinal de derivados de la mariguana que impulsó la senadora Cristina Díaz.

Lo que para ese fin aporten la Oficina Nacional de Política de Drogas de la PGR y la Comisión Nacional contra las Adicciones también será de utilidad y ojalá que ocupe una de las oficinas de prioridades de la Presidencia, a través de la Secretaría de Gobernación, para evitar que el tiro salga por la culata y México se vuelva paraíso de las drogas.

[email protected]