Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Desenlace electoral

joaquin-lopezdoriga-jr1

Joaquín López-Dóriga OstolazaSin Fronteras

Después de casi cinco días de incertidumbre, las principales cadenas de televisión en Estados Unidos han declarado a Joe Biden como ganador de la elección presidencial en Estados Unidos después de conseguir la victoria en el estado de Pennsylvania que le permitió superar los 270 votos necesarios para alcanzar la mayoría en el Colegio Electoral

Después de casi cinco días de incertidumbre, las principales cadenas de televisión en Estados Unidos han declarado a Joe Biden como ganador de la elección presidencial en Estados Unidos después de conseguir la victoria en el estado de Pennsylvania que le permitió superar los 270 votos necesarios para alcanzar la mayoría en el Colegio Electoral.

Aunque la campaña del presidente Trump se ha negado a reconocer su derrota y ha emprendido una serie de acciones legales en diversos estados alegando la existencia de un fraude electoral, la falta de evidencia concreta hace pensar que dichos esfuerzos serán infructuosos y que no modificarán el resultado de la elección.

Aunque el presidente Trump y algunos líderes del Partido Republicano se resistan a reconocer los resultados, los mercados han descontado a Biden como ganador definitivo y han comenzado a ver hacia delante. Aunque la elección por el Senado sigue sin resultados definitivos, por ahora, la atención del mercado se ha reenfocado en la evolución de la pandemia y el reinicio de pláticas para aprobar un nuevo paquete de estímulos fiscales en Estados Unidos.

La reacción positiva del mercado está descontando que el nuevo gobierno demócrata impulsará un nuevo paquete de estímulos y que un gobierno dividido —con el senado aún bajo control republicano— evitará un incremento en los impuestos corporativos.

Sin embargo, es muy posible que no sepamos quién controlará el Senado hasta enero. Vale la pena recordar que ganando la presidencia, los demócratas necesitaban una ganancia neta de tres escaños para emparejar el número de escaños en la nueva legislatura en 50-50 y ejercer la mayoría simple con el voto de desempate de la vicepresidente Kamala Harris.

Hasta ahora, los demócratas llevan una ganancia neta de un escaño (con ganancias de un escaño cada una en Arizona y Colorado pero con una pérdida en Alabama). Las contiendas en Alaska, Georgia y Carolina del Norte todavía no arrojan un ganador.

Sin embargo, es muy probable que en los próximos días veamos como los candidatos republicanos en Alaska y Carolina del Norte mantengan sus escaños cuando termine el conteo de votos. El caso de Georgia es especial porque ninguno de los candidatos logró 50% de los votos necesario para evitar una segunda vuelta.

Georgia es un estado diferente en este aspecto, ya que permite la participación de varios candidatos en la primera vuelta al no haber elecciones primarias. Sin embargo, si ningún candidato alcanza 50% de la votación, se realiza una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados.

En este momento, todo indica que ambos escaños en disputa en Georgia serán definidos en una segunda vuelta en enero. Para alcanzar el control del Senado, los demócratas necesitan ganar ambos escaños. Hasta ahora, el mercado parece estar descontando que esto no sucederá y que el Partido Republicano mantendrá el control del Senado.

Esta situación evitaría que los demócratas impulsen una agenda progresista más ambiciosa y permitiría cierta permanencia del status quo en cuestiones económicas. Esta disputa por el control del Senado nos dejará saber que versión de Bidenomics veremos.

Mercados optimistas

  • La elección por el Senado sigue sin resultados definitivos y la atención del mercado ha vuelto a la evolución de la pandemia y el reinicio de pláticas para un nuevo paquete de estímulos.
  • La reacción positiva del mercado está descontando que el nuevo gobierno impulsará un nuevo paquete de estímulos y que un gobierno dividido  evitará un alza en los impuestos corporativos.
  • Es muy posible que no sepamos quién controlará el Senado hasta enero. Ganando la presidencia, los demócratas necesitaban tres escaños para emparejar el número de escaños.
  • El mercado parece estar descontando que el Partido Republicano mantendrá el control del Senado. Lo que evitaría que los demócratas impulsen una agenda progresista más ambiciosa.
  1. Ahí viene la “W”

    El rebrote otoñal de Covid-19 en Estados Unidos (EU) continúa exacerbándose y todo indica que la situación empeorará con la llegada del invierno. La cifra de casos diarios y el número de personas hospitalizadas supera ampliamente a los momentos más álgidos observados en abril y mayo

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad