Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

De la fatiga al miedo, ¿y lo robado?

joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

El martes, López Obrador se refirió a la renuncia de Jaime Cárdenas a la dirección del Indep diciendo que se había fatigado; ayer ya le subió al tono y le reprochó el miedo que tuvo

Nos lo quieren explicar con David y Goliat. Florestán

El martes por la mañana, el presidente López Obrador se había referido a la renuncia de Jaime Cárdenas a la dirección del Instituto Para Devolverle al Pueblo lo Robado, Indep, diciendo que se había fatigado por el trabajo y regresado a la academia.

Ayer ya le subió al tono y le reprochó desde el púlpito mañanero el miedo que tuvo y dijo: Limpiar era lo que tenía que hacer Jaime, pero no le entró. A Jaime le dio miedo e impotencia no saber manejar las cosas al interior del Instituto. Ni modo que si enfrentamos un problema nos dé depresión, nos inmovilicemos. Fueron las dos cosas, miedo e impotencia, y es que está de buen tamaño el animal (la corrupción en el Indep), pero esta es la lucha de David contra Goliat.

Antes, el mismo Cárdenas había declarado a Ricardo Rocha, en Radio Fórmula, que el gobierno federal esperaba de él una lealtad ciega cuando la suya era reflexiva, lo que le provocó problemas y como consecuencia su renuncia.

Y agregó rechazando el argumento presidencial de la fatiga: El Presidente piensa que la política es de resultados y que lo que vale es conseguir esos resultados. Yo estoy de acuerdo, pero también, como abogado, insistía en procedimientos administrativos, en cumplimiento de normas, y a veces eso se veía como un obstáculo en la toma de decisiones y para conseguir los resultados. Los choques generaron muchas molestias y la pérdida del apoyo del Presidente, lo que hizo inevitable mi salida, le respondió.

Le decía que el martes, al argumentar la fatiga como razón de la renuncia, el Presidente había omitido su diagnóstico de corrupción al interior del Indep y que ayer insistió en que por temor, Cárdenas no hizo lo que tenía que hacer, limpiar ese instituto, en lo que tampoco avanzó su primer director, Ricardo Rodríguez Vargas, removido el pasado 1 de junio.

Pues temor o depresión, David o Goliat, es obligación de este gobierno limpiar y transparentar al Indep para impedir que ladrones desde adentro se roben lo que, robado antes, iban a devolverle al pueblo.

RETALES

  1. ¡LUCES! Apenas ayer le hablaba de Vicente Fox y Felipe Calderón como diputados en 2021 y que sería la primera vez que no solo un ex presidente, ¡dos!, tuvieran una curul en la Cámara;
  2. MAGIA. El martes por la noche, en San Lázaro, aprobaron fast track el dictamen para que los puertos dejen la SCT y pasen a Marina, lo que provocó la renuncia de Javier Jiménez Espriú, y ayer por la mañana lo quitaron de la orden del día. ¿Qué fue lo que pasó?; y
  3. ILLUMINATIS. Finalmente el gobierno de la Ciudad cedió medio Zócalo al movimiento que quiere la renuncia del Presidente. Ayer, su vocero Gilberto Lozano dijo a los reporteros: A ver, mete a tu mamá allí adentro; se refería a una tienda de campaña. Luego, aclararon era un mensaje. ¿Y luego?

Nos vemos mañana, pero en privado

Menú de accesibilidad