¿Crisis en salud? ¿Se equivocó el presidente?

jose-fonseca1

José FonsecaCafé Político

A los soberbios funcionarios del sector salud se les olvida que están registradas sus ineficiencias y erróneos consejos que han obligado a Palacio a respaldarlos, pero si el costo es electoral, será inaceptable.

Acorde a la cita de Carlos Urzúa hecha en este espacio: “antes clientela electoral que otra cosa”, pese al discurso oficial, empieza a percibirse cierto escepticismo en Palacio Nacional por el manejo de las distintas crisis en el sector salud.

A los soberbios funcionarios del sector salud se les olvida que están registradas sus ineficiencias y erróneos consejos que han obligado a Palacio a respaldarlos, pero si el costo es electoral, será inaceptable.

En 1981, el presidente José López Portillo, con la crisis petrolera encima, dijo al director de Pemex Jorge Díaz Serrano: “nos equivocamos, Jorge”. “No señor presidente, me equivoqué yo, el presidente de México no se equivoca”. Y entregó su renuncia. Dignidad, dignidad.

A mitad del camino, ¿ya vieron la orilla?
Hoy, dará su décimo informe el presidente Andrés Manuel López Obrador para recordar, ha dicho, su histórico triunfo de hace tres años, pero valdría repasar con visión crítica la gestión durante la primera mitad de su mandato.

Es ingenuo pedirle autocrítica pública, más sí que la hagan en lo más íntimos de los despachos de Palacio, con realismo, sin fantasiosos escenarios, para poder darle graduales, suaves y discretos giros, ajustes y cambios a las políticas públicas.

Grave sería, para el régimen y para el país no reconocer que, desde ya, cada día están más cerca del octubre del 24 y quizá valga más dejar de quemar la pólvora en infiernitos y decidir cuál será el real legado sexenal.

¿Son reales las penalidades del PRI?
Innegable que el PRI, para decirlo en bonito, no está en su mejor momento, pero uno se pregunta si el presunto conflicto que estalló ayer 30 de junio, con el impresentable Ulises Ruiz a la cabeza de la disidencia es real o artificialmente provocado.

Aunque muchos lo duden, el hecho es que sí hay muchas personas que se sienten priistas. Esperan no sólo versiones sino precisiones sobre lo que queda de su partido, sin prejuicios y rencores.

Una pena que se dificulte para el ciudadano de a pie entender qué pasa en el PRI, ese de “ayer maravilla fui, pero ahora ni sombra soy”, porque tantos opinamos envenados por viejos rencores, nublado el juicio por prejuicios partidistas e ideológicos o simplemente, como dicen en mi pueblo, por fregar.

Notas en remolino
Lejos del antimilitarismo tan de moda, quien esto escribe cree que a dos años de su creación la Guardia Nacional dista todavía de ser una corporación que pueda atraer reclutas que la vean como proyecto de vida, no en tanto sea vista como una ventolera más del “supremo gobierno”… Aquí se ha descrito la “Consulta Popular sobre funcionarios del pasado” como farsesca. Con el mismo énfasis se describe la consulta de revocación de mandato del año próximo como una soberana tontería… En Durango han atentado dos veces con cocteles molotov contra la Iglesia de San Juan Bautista, una de las más antiguas… ¡Sorpresa! Se soplaron casi todos los miles de millones de pesos del Fondo para Estabilización de los Ingresos Petroleros… La CNDH atrapada en sus telarañas, juzga duro al pasado, para olvidarse del presente. ¡Qué desperdicio!…

Menú de accesibilidad