Bisagras digitales

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

¿Nanotargeting? El primer coordinador de la campaña de Alfredo del Mazo por la gubernatura del Estado de México fue Enrique Jacob Rocha. Economistas, hijos de políticos afamados y tecnócratas formados en escuelas privadas —uno en el ITAM, otro en la Anáhuac— ambos tomaron el camino de la política y juntos afrontaron la difícil tarea de rescatar al PRI.

¿Nanotargeting? El primer coordinador de la campaña de Alfredo del Mazo por la gubernatura del Estado de México fue Enrique Jacob Rocha. Economistas, hijos de políticos afamados y tecnócratas formados en escuelas privadas —uno en el ITAM, otro en la Anáhuac— ambos tomaron el camino de la política y juntos afrontaron la difícil tarea de rescatar al PRI.

En el 2010, Del Mazo y Jacob Rocha tuvieron que postergar el plan que habría llevado al nieto del fundador del Grupo Atlacomulco al poder mexiquense. El proyecto de Enrique Peña Nieto tenía la mira en Los Pinos y no admitiría desviaciones, aunque se tratara de la familia. Eruviel Ávila tuvo que devolver la cortesía, seis años después. Y Jacob Rocha tardíamente tomaría las riendas de un combinado que a trompicones enfrentaría a Delfina Gómez.

El expresidente del INADEM —orgullosamente naucalpense— reclutó al periodista andorrí Jordi Segarra como coordinador estratégico. Después de un exhaustivo trabajo de investigación cualitativa y cuantitativa, El Equipo propuso una estrategia para ubicar a los leales a la causa delmacista, pero también a los votantes indecisos y a las franjas opositoras.

“La suerte no existe, sólo los datos”, era el apotegma de Segarra y sus colaboradores, cuya participación en el war room delmacista duró apenas tres semanas, casi el mismo tiempo que Jacob Rocha como coordinador de campaña. Una estricta supervisión de Los Pinos, pero sobre todo la injerencia de los enviados eruvielistas —con Alejandra Sota a la cabeza— en las juntas de trabajo, inutilizaron la primera planeación estratégica.

El PRI mexiquense descartó la propuesta de nanotargeting y en cambio enfiló a un diseño de mercadotecnia digital, complementario del trabajo territorial que comandaba Gisela Rubach. El otro equipo tenía al frente a Sergio José Gutiérrez, de Atelier Espora, que en algunas tareas finas dejaba los bártulos a i-Strategy, de Adán Figueroa.

¿Ejemplos? En el ciberespacio profusamente circularon informes sobre el presunto nepotismo del alcalde de Texcoco, Higinio Martínez; las quejas contra la maestra Delfina por supuestamente haberle pedido diezmo a los empleados municipales, y hasta libelos sobre su condición núbil.

¿Todos contra Morena? Mientras el desdoro contra los morenistas se multiplicaba en las redes sociales, otros estrategas intervenían para vigorizar la fragmentación del voto anti-PRI: Aleix Sanmartin lanzaba al estrellato a Juan Zepeda y Manuel Cossío —de Radar Digital— asesoraba a la independiente Teresa Castell.

Los estrategas digitales al servicio del Grupo Atlacomulco —insinuó el vocero de Ricardo Anaya y excanciller, Jorge G. Castañeda— podrían haber contratado a Cambridge Analytica (CA) en el 2017 para realizar con éxito lo que no pudo hacer el PRI de Manlio Fabio Beltrones en las elecciones del 2016: identificar votantes “predispuestos”.

“No se sabe si la campaña le pagó a CA o un mecenas de Del Mazo le regaló el servicio al candidato”, deslizó el ex canciller foxista, “la bisagra entre Los Pinos, CA y las campañas del PRI sería Alejandra Lagunes”.

Pero diversas fuentes familiarizadas con esas historias descartan tales señalamientos. Para Enrique Peña Nieto, detallan, trabajó Messina Grouo, el despacho de Jim Messina, uno de los consultores preferidos de Barack Obama y Hillary Clinton. Esas ligas con los Demócratas los ubican en las antípodas de Cambridge Analytica. Cambridge Analytica, refieren otras fuentes, tuvo entre sus clientes a un expresidente de partido y actual candidato presidencial.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿DESLISTADO? La llegada de Jorge G. Castañeda a la coordinación estratégica de la campaña de Ricardo Anaya dará un nuevo impulso a la integración de “candidatos ciudadanos” a las listas del PAN, del PRD y Movimiento Ciudadano al Congreso de la Unión. Habrá algunos, como Emilio Álvarez Icaza, Alfredo Figueroa y el mismo ex canciller foxista que tendrá lugares asegurados. Otros, como el empresario yucateco Alejandro Legorreta, han declinado ser postulados. ¿Y Armando Ríos Piter? El Jaguar insiste en que se abocará a la defensa a su aspiración presidencial por la vía independiente y rechaza las versiones que lo ubican de vuelta en el Senado. “Sólo son rumores que pretenden desviar la atención sobre sus denuncias contra la simulación del INE en el recuento de las firmas de apoyo”, acotan sus voceros. ¿Y su integración al Frente por México?

VALORES. De acuerdo con el Inegi, 14% del agua se destina al abastecimiento público, llámese hogares, oficinas y escuelas; mientras que el sector agropecuario hace uso de 77%, y el sector industrial sólo utiliza 4% sometiendo en sus procesos el tratamiento de aguas residuales para aprovechar aún más su uso, 5% se destina a la generación de energía. ¡Órales!

REFORMISMO. En México, los gobiernos subnacionales tienen una de las proporciones más reducidas de recursos procedentes de ingresos fiscales entre los países de la OCDE: los ingresos obtenidos del impuesto sobre la renta (3.3% del PIB) están muy por debajo del promedio de la OCDE (8.4 por ciento). También hay margen para incrementar la recaudación de impuestos prediales recurrentes, ya que en hace apenas tres años sumaron tan sólo 0.3% del PIB, comparado con 1.9% promedio de la OCDE.

[email protected]

  1. Expertos en debates

    En el primer debate presidencial, hace un mes, la ganadora indiscutible fue Azucena Uresti. Luego de encarar las locuras del Bronco y una presencia modesta (no llevaba lentes que combinaran con su atuendo ni adoptó un rol protagónico), por derecho propio ya ocupa un lugar destacado entre los comentocratas.

    Continuar leyendo