Minuto a Minuto

Nacional Migrantes y activistas lamentan un “sexenio de la muerte” en México en el Día del Refugiado
Entre los problemas que denuncian en el Día dl Refugiado están la discriminación de las autoridades mexicanas
Entretenimiento México repatriará 20 piezas arqueológicas de Estados Unidos en los próximos días
Las piezas recuperadas son pertenecientes a diferentes periodos y culturas, como la mexica, teotihuacana y totonaca
Internacional Abogados de Trump piden que se retire del caso el juez que presidió el juicio por fraude
Los abogados que forman parte de la defensa de Trump acudieron ante el Tribunal Supremo con una moción de 24 páginas
Entretenimiento Carol Burnett inmortaliza sus huellas en el Paseo de la Fama de Hollywood
Carol Burnett estampó sus manos y sus pies sobre el cemento de la entrada del famoso Teatro Chino de Los Ángeles
Nacional Gobierno de Sheinbaum apostará por la ciencia al elevar al Conahcyt a secretaría: Rosaura Ruíz
Rosaura Ruíz Gutiérrez manifestó que el Conahcyt "se quedó chiquito" para lo que buscará el gobierno de Sheinbaum, por lo que el organismo se elevará a secretaría de Estado

¿Volverá a intentarse una fusión entre Banorte e Interacciones? En el 2003 las negociaciones estuvieron muy cerca de concretarse.

Guillermo Ortiz Martínez asumió la presidencia de Banorte en marzo del 2011. Tres años y medio después dejará el cargo. En ese periodo condujo la adquisición de Ixe y la fusión de Afore Banorte con Afore XXI, para crear la mayor administradora de pensiones de México. Los mercados han empezado a procesar los rumores. Ayer jueves le tumbaron casi 2 por ciento al precio de las acciones del grupo financiero.

La salida de Ortiz implica que los herederos de Roberto González Barrera asumirán el control directo de una empresa que vale casi 16 mil 000 millones de dólares. La familia González Moreno posee alrededor de 15 por ciento de las acciones del grupo. Hasta principios de este año, ellos intervenían muy poco en la toma de decisiones. Guillermo Ortiz tenía el control y el mando, en buena medida como consecuencia de una decisión tomada por Roberto González en los últimos años de su vida: mantener a su familia al margen de la gestión del grupo financiero.

En los próximas semanas, uno de los González Moreno asumirá la presidencia del Grupo. Todos apunta a que este cargo recaerá en Juan Antonio, que es presidente del Consejo de Maseca, pero que ha tenido un papel mínimo en el Consejo de Banorte, consejero suplente patrimonial. Más allá de los derechos patrimoniales, Juan Antonio tiene un excelente argumento a su favor: los resultados que ha dado como presidente de Maseca. Desde agosto del 2012, el precio de la acción ha subido más de 300 por ciento en la BMV. En ese periodo, su valor de capitalización pasó de 1 mil 554 millones de dólares a 4 mil 873 millones de dólares.

En el nuevo mapa de poder del grupo Banorte, queda por ver qué papel jugará Alejandro Valenzuela, director general del grupo. Su enfrentamiento con Ortiz fue uno de los catalizadores que forzaron la salida del ex banquero central. Una de las figuras más influyentes será Carlos Hank Rohn, propietario del banco Interacciones y de Grupo Hermes. El hijo del profesor está casado con Graciela González Moreno. Es imposible exagerar la influencia que tiene en las decisiones patrimoniales de la familia González Moreno. Hace un par de años, fue clave para desactivar el intento de adquisición hostil de Maseca por parte de Fernando Chico Pardo. Hoy es protagonista de la toma de control del banco.

¿Volverá a intentarse una fusión entre Banorte e Interacciones? En el 2003 las negociaciones estuvieron muy cerca de concretarse. Tan cerca, que Carlos Hank González fue nombrado director adjunto de Banorte. Él es hijo de Carlos Hank Rohn y nieto de don Roberto González, duró apenas unos meses en el grupo financiero de su abuelo. Al frustrarse la fusión, salió de Banorte.

La suma de Banorte e Interacciones crearía una institución que ocuparía el tercer lugar indiscutible dentro del sistema financiero mexicano, sólo debajo de BBVA Bancomer y Banamex. Esta fusión no ha estado ni en el escritorio ni en el radar en los 40 meses que ha durado la era de Guillermo Ortiz. No está claro que tenga sentido de negocios, para ello habría que sacar números y hacer consideraciones: ¿cuántos ahorros se pueden generar?, ¿qué tan compatibles son las culturas corporativas?, ¿puede Banorte absorber exitosamente otra fusión? Más allá de estas consideraciones, esta alianza marcaría de forma simbólica el comienzo de una era de Banorte, donde mandan los herederos de don Roberto.