Algo que falta en la historia que AMLO admira


hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Que la historia patria de México sea por su mayor parte una fábula, no quiere decir que no contenga buenas dosis de verdad. Quiere decir solo que oculta o distorsiona lo que contradice su relato. Suele pecar más por lo que omite que por lo que declara.

Que la historia patria de México sea por su mayor parte una fábula, no quiere decir que no contenga buenas dosis de verdad. Quiere decir solo que oculta o distorsiona lo que contradice su relato. Suele pecar más por lo que omite que por lo que declara.

Dijo el Presidente al tomar posesión que “en la Independencia se luchó por abolir la esclavitud y alcanzar la soberanía nacional, en la Reforma por el predominio del poder civil y por la restauración de la República, y en la Revolución por la justicia y por la democracia”.

Lo común a esas formulaciones es que no hablan del momento histórico preciso a que se refieren, sino de la interpretación posterior que les dio la historia patria.

La Independencia desde luego abolió la esclavitud y separó a México del imperio español, pero un lema original de la rebelión de Hidalgo fue “Viva Fernando VII”, lema de adhesión violenta no a la causa de la independencia, sino a todo lo contrario: la legitimidad del monarca español depuesto en España por la invasión napoleónica de 1808.

La Reforma estableció el predominio del poder civil y restauró la república, no hay duda de ello, pero lo hizo a partir del liberalismo triunfante, un liberalismo cuyas convicciones incluían la privatización de los bienes del clero, pero también las de los pueblos indígenas y las comunidades campesinas.

En sintonía con su espíritu liberal, los héroes de la Reforma, con Juárez a la cabeza, querían abrir el país a la modernidad y no tuvieron empacho en firmar el tratado McLane – Ocampo, que daba soberanía territorial a Estados Unidos sobre el Istmo de Tehuantepec para hacer el canal que hoy, en buena hora, López Obrador quiere completar.

¿Y qué decir de la justicia y la democracia que habrían guiado la lucha de la Revolución?

En 1970, al terminar los años del “desarrollo estabilizador”, que López Obrador aprecia tanto, luego de medio siglo de “gobiernos emanados de Revolución”, la injusticia social brillaba por su presencia y la democracia por su ausencia.

La democracia llegó con el neoliberalismo y trajo a AMLO a la Presidencia.