Los neorreaccionarios

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Con adeptos en México, Venezuela, Colombia y Argentina, y con el Grupo Puebla como antagonista, VOX quiere repetir el éxito que tuvo en España

Ni todos los panistas eran de El Yunque ni todos los ultraderechistas —AMLO dixit— están afiliados al partido que dentro de 10 días celebrará su 82 aniversario. Sin timidez, Encuentro Solidario también enarbola posturas extremistas. Y entre los nuevos suscriptores de la Carta de Madrid, la alianza internacional que busca frenar el avance del comunismo en Iberoamérica, también hubo connotados priistas como la diputada veracruzana Lorena Piñón y el senador beltronista Manuel Añorve.

Automarginada de la partidocracia —tras de haberse afiliado al PAN y al PES— y a punto de concluir su estancia en el Congreso de Querétaro, Elsa Adané Méndez Álvarez, adelanta que “muy pronto” habrá en México una formación política a imagen y semejanza de VOX, un movimiento español “de extrema necesidad” cuyo presidente nacional, Santiago Abascal, vino a sacudir la escena política nacional tras de irrumpir en el Senado de la República.

Con adeptos en México, Venezuela, Colombia y Argentina, y con el Grupo Puebla como antagonista, VOX quiere repetir el éxito que tuvo en España, donde ha ganado un espacio en el espectro partidista luego de conquistar a una porción del electorado con la claridad de sus definiciones ideológicas. La defensa de la familia, pero sobre todo el hartazgo con una clase política ineficiente y relajada, son las banderas de una lucha a la que han sumado jóvenes citadinos, clasemedieros, con formación universitaria e insatisfechos con sus gobernantes.

Del otro lado de Atlántico también hay una masa crítica de clasemedieros inconformes con el status quo y lastimados por la pandemia, principalmente por sus consecuencias económicas. En México, esos rebeldes rechazan la versión radical de la Cuarta Transformación y buscan reflejo en una fuerza partidista ganadora, condición que no le conceden al PAN.

Abascal en España. Trump en Estados Unidos. Bolsonaro en Brasil… ¿y quién en México? Antes de reunirse con el líder de la bancada panista en la Cámara alta, Julen Rementería, y una docena de senadores de ese partido, el líder de Vox encabezó un encuentro de líderes pro vida de América Latina en el recinto legislativo cuya agenda estuvo definida por el activista argentino Agustín Laje, presidente de la Fundación Libre. Ese conversatorio contó con la participación del actor Eduardo Verástegui, las promotoras Lupe Batallán y Mamela Fiallo Flor y el influencer Tumbaburros, a propósito de una propuesta de reforma que busca evitar que mujeres embarazadas en situación vulnerable —ya sea víctimas de violación, violencia doméstica o indigentes— incurran en aborto. Sus proponentes denominaron “Ley DIF” a esta iniciativa.

La comitiva que acompañó al líder español durante su estancia en la CDMX incluyó a Verástegui y Carlos Leal —quienes presumen estar entre los primeros adherentes mexicanos a la Carta de Madrid— además del eurodiputado Herman Tertsch. Durante dos días agotaron una agenda que incluyó reuniones de trabajo en vísperas a su debut electoral en México, que ocurriría en el 2022.

¿Causa o efecto? Dos semanas antes de la visita de los dirigentes de VOX se conoció la Red Intolerancia, más de 17,000 documentos liberados por Wikileaks con información de las ONG derechistas HazteOír y CitizenGO, involucradas en la organización del Congreso Internacional de la Familia. En esos archivos constan sus nexos con agrupaciones mexicanas que saludaron con simpatía la incursión de Abascal en la política mexicana.

Dispuestos a “abandonar la comodidad de la corrección política” y erigir una opción verdaderamente de derecha, los dirigentes de VOX respondieron a las críticas de panistas y morenista. Y sobre todo, establecieron contacto con organizaciones ultraderechistas, reactivadas por la aprobación en los Congresos locales de nuevas leyes para legalizar el aborto.

Entre sus contactos en México destaca los movimientos Sublevados y Servus, de indudable corte juvenil. Sus dirigentes participaron en el Pacto por la Mujer y la Vida que durante el pasado proceso electoral trató de comprometer a la defensa de los no nacidos y de la protección a la vida desde la concepción hasta su fin natural, a candidatos de distintas fuerzas políticas. Más de un centenar de políticos nominados por Va por México, PES, Fuerza por México y el PAN en una decena de entidades federativas abrazaron su causa con entusiasmo. Servus también emplazó a los candidatos del 2021 a suscribir un “compromiso por la democracia” con el que se obligarían a rendir cuentas sobre el ejercicio de su encargo y defender una agenda ciudadana, sin importar su filiación partidista o credo ideológico.

Efectos secundarios
ENCOMIABLES. La edición 2021 del Premio a la Excelencia Empresarial será entregado a Valentín Diez Morodo, en reconocimiento a su extensa trayectoria y su destacado liderazgo. Actualmente Díez Morodo está al frente del Consejo Consultivo de Grupo Modelo, propiedad de AB InBev —el grupo cervecero más grande del mundo—; es vicepresidente del Consejo de Administración de Kimberly Clark de México y presidente del Consejo del Grupo Financiero Citibanamex. Este galardón —que entrega la revista de familia Landucci— ha sido recibido anteriormente por Daniel Servitje, Antonio Madero Bracho, Roberto Hernández, Antonio Del Valle, Enrique Zambrano, María Asunción Aramburuzabala, Alberto Bailleres, y Agustín Coppel.

INSTALACIÓN. De última hora, el Tribunal Electoral modificó la composición de la Cámara de Diputados del Estado de México, donde Morena y el frente legislativo autodenominado Sí por México (PAN-PRD-PRI) negociaron la integración de los órganos de gobierno en el Congreso del Estado de México, que se instala el próximo sábado 4 de septiembre. Al frente de la Junta de Coordinación Política seguirá el morenista Maurilio Hernández hasta la mitad de la Legislatura y para el cierre, dejará su espacio a un priista. Y al frente de la Mesa Directiva arrancaría un representante del bloque opositor: la panista Ingrid Schemelensky Castro, quien la semana pasada estaba en San Lázaro. Y sin priistas en los órganos directivos, el gobernador Alfredo del Mazo acudió a la sesión inaugural del parlamento mexiquense.

Menú de accesibilidad