Veinte capítulos tiene México, grandeza y diversidad, una de las dos magnas obras editadas por la Cuarta Transformación para conmemorar el Bicentenario de la consumación de la Independencia. El último se denomina “Una nueva esperanza” y está signado por Armando Bartra.

La nueva historia de México arranca la noche del 1 de julio de 2018. México —describe el autor— es una fiesta que se extiende por toda América Latina. “El Zócalo es un Aleph”, sintetiza, “condensación de intentos frustrados, esperanzas pospuestas, asaltos al cielo frenados a medio camino. Éxtasis societario, epifanía, trance…”.

El filósofo de origen catalán y catedrático de la UNAM teje un relato sobre la depuración del sistema partidista en el México contemporáneo que derivó en el ascenso de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, hace tres.

“Desde diciembre del 2018 es presidente de México un hombre con mandato; un mandato inaudito, descomunal. Y personalizado porque la tarea de transformar al país es un encargo que la gente le hace no al gobierno en general, tampoco al poder Ejecutivo federal, sino específicamente al presidente de la República, directamente a López Obrador. Nadie en un siglo había gobernado México con un encargo de ese tamaño”.

El 1 de julio del 2018 —sintetizó— no es fin, sino principio: el comienzo de la Cuarta Transformación. El banderazo de salida de una etapa inédita de nuestra historia.

Esta narrativa quedó encapsulada en una colección de libros que ayer 13 de enero, —justo en el cumpleaños 53 de Beatriz Gutiérrez Müller— fue presentada públicamente. El director de materiales educativos de la SEP, Max Arriaga, reapareció después de su peculiar convocatoria a reescribir los libros de texto gratuito, del año pasado. Y otra vez, despertó polémica con su visión catastrofista sobre la anterior política gubernamental de fomento a la lectura.

“El espíritu de todo lo que la rodeaba era un negocio que beneficiaba a alguna asociación civil, a alguna revista, a algún grupo de intelectuales”, caracterizó, “hace tres años encontramos un país en donde la lectura crítica era una habilidad que sólo se fomentaba en pequeños círculos de mexicanos privilegiados, dejando al gran pueblo mexicano rezagado en un analfabetismo funcional”.

Adiós a las épocas de los dispendios en nombre de la educación y la cultura, de las “limosnas vendidas al Estado como pepitas de oro”. Con la Biblioteca Centenaria —bautizada así para conmemorar los 100 años de creación de la SEP—llegarán a las escuelas públicas de todo el país 172 novedades editoriales. Y también a un ejército de “cientos, no, miles de mediadores de lectura” adscritos a la SEP y a la Secretaría de Cultura, que recorrerán el país para llevar la nueva Historia de México.

La Estrategia Nacional de Lectura de la Cuarta Transformación —según Arriaga— es equiparable a los afanes formativos de los grandes maestros mexicanos. “Este triunfo social lo soñó el joven Vasconcelos, lo soñó el joven Torres Bodet, lo soñó nuestro presidente y su esposa, la doctora Gutiérrez Müller… y por fin, después de luchar y vencer 1,000 obstáculos, lo logramos”.

Rafael Bajaras, actual responsable del Instituto de Formación Política de Morena y monero de La Jornada, es el ilustrador de la portada de Historia del pueblo mexicano, compendio de 302 páginas sobre las tres transformaciones vividas por la nación mexicana que abre con un texto firmado por el Ejecutivo federal.

“A pesar del dominio de las élites conservadoras, el pueblo mexicano ha logrado resistir humillaciones, explotación y malos gobiernos. Poco a poco ha ido conquistando el reconocimiento de su dignidad”, subraya, “la Independencia, la Reforma y la Revolución son historias tejidas con las vidas de hombres y mujeres que enfrentaron al poder político y económico defendiendo ideales de libertad, justicia, igualdad y fraternidad. Este libro busca contar las luchas y sufrimientos de todos ellos: indígenas, mujeres, afrodescendientes, trabajadores y estudiantes que han sido con frecuencia omitidos de las narraciones oficiales. Sin embargo, el papel del pueblo de México siempre fue fundamental en las primeras tres transformaciones. Y, sin duda, es ahora la clave en la cuarta transformación”.

Efectos secundarios

RESBALADIZOS. Sin turbulencias ocurrió el relevo en la dirección general del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que Jesús Rosano García dejó al exsubsecretario Carlos Morán Moguel. La saturación de las áreas controladas por el Instituto Nacional de Migración, primero y ahora la crisis por el aumento de contagios que aqueja a pasajeros y personal de las aerolíneas, son asuntos de urgente resolución. Y también, preservar la sanidad y limpieza de las terminales, contratada con las firmas Aseo Privado Institucional, Servicios Inmobiliarios Iroa, Tecno Limpieza Delta y Joad Limpieza y Servicios, algunas de las cuales enfrentan señalamientos por no cumplir con sus obligaciones obrero-patronales, al dejar a sus empleados sin seguridad social. Bajo la lupa hay que mantener que todas ellas son relacionadas en el sector con José Juan Reyes Domínguez, quien mantendría corona como ganador de cuantiosos contratos, a través de diversas razones sociales con las que sólo da apariencia de competir.