Minuto a Minuto

Nacional INE designa a interventor de liquidación del PRD
Ricardo Badín Sucar será la persona interventora responsable del control y vigilancia del uso y destino de recursos y bienes del PRD
Nacional Empresarios mexicanos confían en que Claudia Sheinbaum puede ser “una gran presidenta”
Empresarios consideraron que la futura primera mandataria de México, Claudia Sheinbaum, tiene la oportunidad de ser “una muy buena presidenta”
Nacional Más de la mitad de los mexicanos cree que AMLO influirá en nuevo Gobierno
Un 56 por ciento de mexicanos, opina que AMLO tendrá influencia en algunas o todas las decisiones del próximo Gobierno de Claudia Sheinbaum
Nacional TEPJF anula proceso contra Arturo Zaldívar por apoyo a Sheinbaum
El TEPJF determinó que la UTCE del INE carece de la competencia para iniciar procedimientos especiales sancionadores en contra de Arturo Zaldívar
Nacional Van tres muertos en NL por Alberto; ciclón impactará entre Tamaulipas y Veracruz
La tormenta tropical Alberto ha ocasionado este miércoles por la tarde las primeras lluvias en el estado de Nuevo León

Los mercados se ven más relajados; las bolsas, con ganancias, y las monedas emergentes, con recuperaciones.

Así, como pateando un bote, llegamos al final del primer trimestre del año. Uno que ha sido intenso en materia financiera, sobre todo por aquellos terribles días de febrero cuando vimos los dólares cerca de los 20 pesos y los barriles de petróleo por debajo de los 20 dólares.

Para estos días finales de marzo vimos más estabilidad en esos indicadores y, aunque la depreciación del peso frente a la divisa estadounidense ha sido notable con respecto a los niveles que tuvimos hace 18 meses, la realidad es que el mercado interno se ha adaptado bien a esa realidad de un dólar caro.

El precio del petróleo es una gran incógnita para todo el mundo. Lo que priva es el consenso de que aquellos días de precios tan bajos fueron el piso de una crisis de los productores y que a partir de ahora la aspiración es lograr una estabilidad, no un repunte.

Viene una reunión a mediados de abril entre un grupo de países productores que ha generado gran expectativa en los mercados. Así que, si no hay ningún evento extraordinario en el camino, ese acontecimiento será el que pueda marcar al mercado de los energéticos.

Cerramos el primer trimestre con los datos económicos del primer mes del año, a través del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) y su crecimiento anualizado de 2.9 por ciento.

En primera instancia, parece confirmar que la baja en la actividad económica al cierre del 2015 fue un bache que no anticipa una pista de carreras pero sí un terreno menos accidentado.

Sin embargo, al IGAE hay que leerlo mejor por sectores y así ver dónde están las fortalezas y las debilidades.

Con esa fotografía parcial de enero vemos un sector de la construcción más dinámico, una industria manufacturera ralentizada y un sector de comercio y servicios que vale la pena monitorear por si presenta signos de agotamiento tras una carrera acelerada de crecimiento durante el año pasado.

Cerramos el trimestre enero-marzo con la expectativa de la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, de llevarse más tranquilos los aumentos de las tasas de interés ante la realidad de inestabilidad mundial.

Claro que habrá que conocer este viernes el dato de creación de empleos en Estados Unidos, que es clave en la toma de decisiones monetarias en ese país y que, afortunadamente, para los que consiguen trabajo, se ha mostrado con un gran dinamismo, a pesar de otros indicadores como la castigada actividad industrial.

Pero por lo pronto los mercados se ven más relajados, las bolsas, con ganancias, y las monedas emergentes, con recuperaciones, a pesar de que el mensaje de la banquera central es uno de advertencia y cautela ante la situación mundial. Pero así funcionan.

Y para empezar el segundo cuarto del año tendremos a nuestra disposición las estimaciones macroeconómicas del gobierno federal para el 2017.

Ya veremos si son estimaciones tan crudas como la realidad o debemos empezar a planear cómo se darán los recortes al gasto público y a los pronósticos durante el año siguiente, tal como ha ocurrido durante los últimos años.