Zaldívar es un hombre honesto; no podría decir lo mismo de otros ministros: AMLO
Foto de Gobierno de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN),  Arturo Zaldívar, de quien volvió a decir que es un hombre “honesto e íntegro”, sin embargo dejó en claro que no puede “decir lo mismo de otros ministros“, ni de jueces o magistrados.

En la conferencia matutina llevada a cabo en Palacio Nacional, el mandatario mexicano hizo referencia a los dichos de Arturo Zaldívar, ministro presidente de la SCJN, quien dijo durante la presentación de su tercer informe de labores que ha construido “un nuevo Poder Judicial” que imparte una justicia “más humana” y en el que ya no se tolera la corrupción de jueces y magistrados.

“Arriba y en particular lo que tiene que tiene que ver con el presidente de la Corte, sin duda se puede decir que se actúa con honestidad”, expuso.

Es un hombre (Zaldívar) honesto, íntegro y honrado, no podría decir lo mismo de otros ministros y tampoco de magistrados ni de jueces, y no quiero generalizar”, explicó.

En su informe y ante la presencia del presidente López Obrador, el ministro presidente de la Suprema Corte aseguró que desde que asumió el cargo se ha “perseguido y sancionado la corrupción en todas sus formas y en todos los niveles” del Poder Judicial bajo el criterio de “cero tolerancia”.

“Puedo afirmar categóricamente que en el Poder Judicial de la Federación ya no hay corrupción tolerada ni institucionalizada. Ya no hay corrupción avalada o auspiciada desde arriba”, expresó Zaldívar Lelo de Larrea.

Sin embargo, López Obrador apuntó que todavía falta por combatir la corrupción a fondo tanto en el Poder Judicial como en el Ejecutivo.

Me gustó mucho el informe ayer del presidente de la Corte, porque antes ni siquiera los presidentes de la Corte hablaban de corrupción, no usaban la palabra, ni siquiera estaba en el discurso”, declaró.

“Hace falta seguir limpiando no solo el Poder Judicial, sino el Ejecutivo porque la corrupción estaba arraigada, el Gobierno era sinónimo corrupción, estaba tomado, secuestrado, al servicio de corruptos, no solo de delincuencia organizada”, externó.

Con información de López-Dóriga Digital