En el Poder Judicial ya no hay corrupción avalada o auspiciada desde arriba: Arturo Zaldívar
#EnVivo En el PJF ya no hay corrupción avalada o auspiciada desde arriba, asegura Arturo Zaldívar en tercer informe. Foto de SCJN

Este miércoles, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar rinde el tercer informe anual de labores del Poder Judicial de la Nación.

En su intervención, Zaldívar resaltó el afianzamiento de la Reforma Judicial así como los avances en el combate a la corrupción y el nepotismo desde el interior del Poder Judicial. 

Reconoció que hay problemas de corrupción al interior del PJF pero perseguirla los fortalece.

“Puedo afirmar categóricamente que en el Poder Judicial de la Federación ya no hay corrupción tolerada ni institucionalizada. Ya no hay corrupción avalada o auspiciada desde arriba”, dijo Zaldívar, presidente de la Corte desde 2019.

Apuntó que ya no hay juzgados o tribunales del PJF en el que los juzgadores tengan familiares trabajando.

“En tan solo tres años hemos construido un sistema meritocrático en el que las relaciones familiares ya no determinan el ascenso o el descenso”, dijo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa acudieron al evento como invitados especiales.

Zaldívar aseguró que desde que asumió el cargo se ha “perseguido y sancionado la corrupción en todas sus formas y en todos los niveles” del Poder Judicial bajo el criterio de “cero tolerancia”.

Explicó que se han roto “las estructuras de poder” de abogados y empresarios que “traficaban influencias”, se han “desarticulado las redes clientelares de intercambio de favores” y se ha “erradicado el nepotismo” en los juzgados.

“Los casos de corrupción que existen son aislados y ya no obedecen a la existencia de mafias que operaban desde dentro”, esgrimió el magistrado.

El presidente de la Corte también refrendó su compromiso “contra el acoso, el hostigamiento, la violencia y cualquier forma de discriminación contra las mujeres”, y aseguró que los tribunales federales ya juzgan “con perspectiva de género”.

Detalló que se ha incrementado el número de lenguas indígenas disponibles en las traducciones del Poder Judicial y que la reforma judicial aprobada este año permite que el nombramiento de jueces y magistrados se base en “el mérito, la igualdad de oportunidades y la paridad”.

Criticó que “por mucho tiempo la justicia fue un privilegio para las élites y una promesa vacía para los pobres”, pero defendió que ahora hay “un nuevo Poder Judicial Federal que brinda una justicia más humana, efectiva y cercana que nunca”.

“Seguiremos trabajando todos los días con intensidad y pasión hasta que la igualdad y la dignidad se vuelvan costumbre”, concluyó Zaldívar, ovacionado con un sonoro aplauso.

El magistrado estuvo este año en el ojo del huracán después de que el Congreso, dominado por el oficialismo, aprobara alargar dos años más el mandato de Zaldívar, una enmienda que resultó ser inconstitucional.

El mismo López Obrador apoyó la medida al considerar a Zaldívar un hombre “íntegro y honesto”, así como el único capaz de reformar el Poder Judicial y erradicar la corrupción.

Pero Zaldívar lo rechazó en agosto al afirmar que no está en el tribunal por “cargos, puesto y privilegios”, sino por “principios y valores”, y anunció que dejará la presidencia del Supremo en 2022 tal y como establece la Constitución. EFE

Con información de López-Dóriga Digital