Vinculan a proceso a vecino de Luz Raquel por lesiones y delitos contra la dignidad de las personas
Mujeres protestan contra el feminicidio y piden justicia por el caso de Luz Raquel Padilla hoy, frente al Palacio de Gobierno de Jalisco, en Guadalajara (México). EFE/ Francisco Guasco

Sergio Ismael ‘N’ fue vinculado a proceso por los delitos de lesiones y en contra de la dignidad de las personas contra Luz Raquel Padilla.

Tras una audiencia de ocho horas en los tribunales del Centro de Justicia para la Mujer, la jueza encontró elementos para abrir el proceso contra el imputado.

La juzgadora también dictó prisión preventiva por un mes y, posteriormente, se llevarán a cabo medidas cautelares diversas.

La defensa del detenido indicó que la vinculación a proceso no tiene relación con el asesinato de Luz Raquel, pero aseguró que no podía dar más detalles de la investigación.

Detalló que su cliente se mantiene en estado depresivo y que después de tres semanas revisarán de nuevo las medidas que deberá cumplir.

La Fiscalía General del Estado de Jalisco detalló más temprano que, previó a sufrir quemaduras que le quitaron la vida a Luz Raquel Padilla, ella compró dos botellas de alcohol y un encendedor en locales de la zona donde ocurrieron los hechos.

En conferencia de prensa, el fiscal estatal Luis Joaquín Méndez Ruiz detalló que pese a lo anterior ninguna línea de investigación ha sido descartada hasta el momento.

“Hipótesis son varias, en un evento de este tipo y más cuando se trata de una muerte de una mujer agotamos todas las líneas que sean necesarias, la carpeta sigue abierta. No estoy haciendo una conclusión de la investigación, pero todas son líneas que se siguen agotando”, dijo.

“La intención ni victimizar ni revictimizar a nadie, ni a Luz Raquel ni a la persona detenida por estos hechos”, refirió.

El fiscal apuntó que tras recibir apoyo de los médicos mientras estaba encendida “lo primero que Luz Raquel hace mención al paramédico es que se quemó”.

El funcionario pidió evitar hacer conclusiones hacer conclusiones sobre un probable autoataque, debido a que la información es todavía  preliminar.

Los hechos ocurrieron el sábado 16 de julio en un parque de la colonia Arcos, del municipio de Zapopan, en la zona metropolitana de Guadalajara, donde presuntamente un sujeto agredió a Luz Raquel Padilla, la roció con alcohol y después la quemó viva. Ella murió días después por estas lesiones.

Padilla, de 35 años y madre de un niño con autismo severo, había denunciado ante las autoridades durante meses las amenazas de su vecino, Sergio Ismael “N”, quien incluso escribió que la iba a quemar viva en una de las paredes de su hogar.

Personas cercanas a ella han dado a conocer que el presunto agresor la había atacado antes con cloro industrial debido a que este se quejaba de que el hijo de ella gritaba mucho.

Padilla contaba con una orden de restricción contra su agresor que concluyó a principios de julio, mientras que la dependencia encargada de proteger a menores con discapacidad dejó de atender a su hijo.

Con información de López-Dóriga Digital