ÚLTIMA HORA El presidente López Obrador fue sometido a un cateterismo y se encuentra en buen estado de salud
Tribunal niega a Mario Aburto enviar amparo a Suprema Corte
Mario Aburto en el penal de Almoloya, 8 de enero de 1997. Foto de PGR

Un Tribunal Colegiado rechazó la petición de Mario Aburto Martínez para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) analice la sentencia de 45 años de cárcel que le fue dictada por el asesinato en 1994 de Luis Donaldo Colosio, entonces candidato a la Presidencia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El magistrado Jorge Arturo Sánchez Jiménez, integrante del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Estado de México, fue quien determinó no procedente el amparo interpuesto por la defensa de Aburto Martínez, debido a que no hay temas relevantes que sean competencia del Máximo Tribunal del país.

“Dígase al quejoso que este Tribunal Colegiado es legalmente competente para conocer y resolver el amparo directo que se atiende”, se refiere en la notificación.

Asimismo, que del estudio preliminar del asunto que se atiende, no se aprecia que se hayan impugnado normas generales por estimarlas inconstitucionales, ni se realizó la interpretación directa de un precepto constitucional”, agregó el magistrado.

En el amparo interpuesto en mayo pasado, Mario Aburto detalló que fue víctima de tortura para confesar que cometió el asesinato de Colosio Murrieta, de la cual alegó que su familia también fue víctima, razón por la cual solicitó revocar la sentencia de 45 años de cárcel.

Mario Aburto Martínez se encuentra actualmente preso en el Centro Federal de Readaptación Social 12, en el estado de Guanajuato.

El 23 de marzo de 1994, Colosio encabezó un mitin en la ciudad de Tijuana y al bajar para saludar a la gente un hombre le puso un revólver cerca del oído y le disparó en la cabeza y en el abdomen, falleciendo menos de dos horas después en el hospital.

Si bien en aquel momento se detuvo al presunto asesino material, Mario Aburto, quien actualmente cumple condena en prisión, las investigaciones se prolongaron durante años en busca de un posible autor intelectual o de un complot.

El asesinato de Luis Donaldo Colosio se considera el magnicidio más grave en México desde 1928, cuando fue asesinado el presidente electo Álvaro Obregón, quien ya había presidido el país en el periodo 1920-1924.

Con información de López-Dóriga Digital