Tapachula, la cara de la desesperación y el caos migratorio
Foto de Notimex

Desde finales del año pasado, el rostro de Tapachula, en Chiapas, ya daba muestras del hartazgo. No obstante, la llegada masiva de migrantes que ingresaron a México en enero y hasta mediados de abril de 2019, dejó al descubierto la cara oculta de esta ciudad fronteriza. Desesperación, violencia y xenofobia, son realidades que se leen en ella.

“Este año no tiene precedentes, nosotros tenemos 10 años en el fenómeno migratorio, acompañando a personas de todas las nacionalidades, pero este año fue el más desastroso para la población migrante en todos los aspectos”, destacó en entrevista con Notimex, Luis Rey García Villagrán, coordinador del Centro de Dignificación Humana A.C.

El activista aseveró que la lentitud en las respuestas a los trámites de regularización migratoria ha ocasionado que actualmente más de 35 mil migrantes se encuentren varados en este municipio. “Tapachula es un verdadero caos social”, dijo.

Apuntó que estos extranjeros ingresaron al país a lo largo del año, aunque la mayoría de ellos arribó en alguna de las dos “caravanas migrantes” que cruzaron por el puente fronterizo “Rodolfo Robles” de Ciudad Hidalgo, los pasados 14 enero y 12 de abril, respectivamente.

De estos grupos, los primeros integrantes del “éxodo de la pobreza” como les llama García Villagrán a las caravanas, pudieron acceder a las Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias que el gobierno federal ofreció, hasta el 11 de febrero, a 13 mil 270 personas, según datos del Instituto Nacional de Migración.

Para aquellos que llegaron después de esta fecha, el gobierno de México propuso volver a retomar la entrega de este beneficio, no obstante, afirma el activista, la presión que ejerció el gobierno de Donald Trump para frenar la migración en la frontera sur de México, ocasionó que los trámites se entorpecieran.

Esto generó que, siete meses después del inicio de las diligencias, miles de migrantes aún esperen una respuesta de las autoridades del INM para poder obtener la tarjeta y continuar su viaje hasta la frontera norte de México con Estados Unidos.

“Esto se vino a agravar cuando Donald Trump amenazó al gobierno de México con poner aranceles si no detenía la migración, nosotros creemos que el Estado mexicano ha sido rehén de esa política criminal del presidente estadunidense, que es una política de campaña, porque él lo que quiere es reelegirse”, apuntó García Villagrán.

En este sentido, agregó que la estrategia también forjó una persecución contra los migrantes, la cual propició que la Estación Migratoria Siglo XXI en Tapachula, albergará a más de tres mil detenidos en sus instalaciones cuando en realidad está habilitada para recibir a mil personas.

Asimismo, la precaria situación en la que se encontraban los extranjeros al interior del recinto, ocasionó que este año se registraran: siete motines, 10 fugas y dos muertos, sostuvo el activista.

Además, la desesperación de miles de migrantes de Haití y de diversos países de África, que desde abril permanecen en un improvisado campamento a las afueras de la Estación Migratoria, ha generado diversos enfrentamientos entre los extracontinentales y las autoridades mexicanas.

Estos episodios, aseveró, contribuyeron a que Tapachula se encuentre en un desajuste social de gran magnitud donde los migrantes están desesperados por respuestas y la gente local cada vez muestra más su xenofobia.

“La gente local odia todo lo que tiene que ver con la migración. Estamos olvidados”, apuntó.

Aunado a esto, la falta de empleo ha generado que una parte importante de los migrantes busquen empleos en la informalidad para poder subsistir.

De las personas varadas en la ciudad fronteriza, afirmó García Villagrán, solo 400 forman parte del programa Emergencia Social que emplea a migrantes con un apoyo quincenal de dos mil 380 pesos, en acciones de aseo, mantenimiento y reparación de alcantarillas y banquetas.

“Aquí hay una población migrante de alrededor de 35 mil personas y los que no están dentro de este programa tienen trabajos informales en prostíbulos, porque aquí se lucra con la prostitución de mujeres y de hombres y esto también ha provocado un verdadero caos social en Tapachula”, puntualizó.

García Villagrán aseveró que espera que entre enero y febrero del próximo año se agilicen los trámites migratorios para que los extranjeros varados puedan continuar su camino rumbo a los Estados Unidos.

Asimismo, mencionó que, aunque aún continúan las detenciones de migrantes que ingresan ilegalmente al país por Ciudad Hidalgo, la Estación Migratoria Siglo XXI actualmente solo alberga a 500 personas en promedio.

Con información de Notimex