Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Tabasco, el Edén inundado

Tabasco, el Edén inundado

Hoy esos elementos de la naturaleza no han vencido a una Armada Invencible, pero sí ahogan a un gobierno, y los damnificados, por decenas de miles, se sienten al garete, olvidados por su almirante

Hoy el debate no es sobre izquierda o derecha, es sobre la verdad, que cada quien dice tener la suya.

Florestán.

Desde principios de octubre, el ingeniero Alberto Hernández Unzón, exgerente del Servicio Meteorológico Nacional, SMA, de Conagua, advirtió en Radio Fórmula, donde ahora es jefe de ese departamento, de las tormentas que se avecinaban para el sureste del país, en particular en Tabasco y fue ignorado.

Ya en 2017, cuando llamaba la atención sobre los inminentes meteoros que pondrían a prueba el sistema hidráulico de ese edén, el gobierno priísta le prohibió hacer declaraciones públicas, por amarillista. Luego vendría el desastre.

Lo mismo sucedió en 2007, cuando el gobierno panista lo silenció y Tabasco quedó bajo el agua.

Entonces, también lo callaron y con el mismo argumento de 2017: amarillista. La realidad de la naturaleza inundó y rebasó el manto de silencio oficial que aquellos gobiernos, uno del PAN y otro del PRI, le ordenaron.

Con la llegada de la 4-T, el especialista fue despedido de su cargo pero Grupo Fórmula, donde jamás podrá ser silenciado, lo recuperó para el bien del país y desde donde ha seguido alertando científicamente de los desastres meteorológicos por llegar, en un gobierno que, diciendo ser diferente, lo ignora como si fuera del PAN o del PRI.

Hoy, el cataclismo advertido con toda anticipación por Hernández Unzón en Tabasco y que fue desdeñado, ahoga al edén y a este gobierno y damnifica la política de pueblo del presidente López Obrador.

Y todo por jugar a ser Dios y querer controlar a los elementos.

Hoy esos elementos de la naturaleza no han vencido a una Armada Invencible, pero sí ahogan a un gobierno, y los damnificados, por decenas de miles, se sienten al garete, olvidados por su almirante.

Y todo por no decirle la verdad y a tiempo al presidente.

RETALES

1. CONTROL.- Ayer en la mañanera, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, afirmó que la pandemia estaba bajo control y a la baja. Por la noche, se informó que en las últimas 24 horas los casos aumentaron en cinco mil 746, para llegar a 978 mil 531, y las muertes en 617, por encima del promedio y alcanzar 95 mil 842 ¿Tendrá que ir el presidente a la nocturnas para que sostengan lo mismo que en las mañaneras?;

2. GAMBITO.- Abusando la buena fe y la necesidad financiera de la familia Alemán, Carlos Cabal Peniche, al que nunca imaginé de su socio, los tiró ayer a la calle al anunciar que retiraba su inversión en Interjet debido a los problemas que enfrenta y los adeudos que tiene con casi todos sus proveedores y que ya no es una empresa rentable. ¿Y Radiópolis, es rentable o es otra cosa?; y

3. PELEAN.- La disputa pública entre John Ackerman y Sabina Berman, coconductores de un programa en canal Once, en la que se han dicho de todo, confirma que cuando las comadres se pelean salen as verdades, o las mentiras. Y también las miserias. Y eso que eran diferentes.

Nos vemos mañana, pero en privado.

columnael Edén inundadoEn PrivadoJoaquínjoaquín lópez dórigalo que escribí para hoylópez-dórigamexicotabasco
Menú de accesibilidad