Denuncian subasta de piezas arqueológicas de México en París
Denuncian subasta de piezas arqueológicas en París. Foto de Twitter Cultura

Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, se manifestó en contra de una subasta de piezas arqueológicas pertenecientes al patrimonio de México, programada para el viernes en París.

Este viernes 28 de enero, en la ciudad de París, la firma Société Millon llevará cabo la subasta Carnets de Voyage – Opening Season Sale integrada por 370 lotes de piezas originarias de distintos países, entre ellas 34 piezas de origen mesoamericano, de las cuales 30 son bienes mexicanos.

“Nos unimos a la protesta del Gobierno de México en contra de la próxima subasta de 30 piezas, este viernes, en París. No queremos que nuestro patrimonio, sustraído de forma ilegal, sea vendido”, escribió en sus redes sociales Gutiérrez Müller.

“Alertamos a los compradores sobre esta acción, y queremos que sean sensibles ante la postura que tenemos millones de mexicanos al respecto”, agregó.

En sus mensajes agregó a la Secretaría (Ministerio) de Cultura, al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como a la casa Millon, acompañados de la etiqueta #MiPatrimonioNoSeVende.

Un día antes, la titular de la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, también se opuso a la subasta de piezas arqueológicas y dijo que dirigió una carta a la Société Millon.

En la carta, la funcionaria señaló que esos bienes se encuentran “definidos y protegidos” como monumentos arqueológicos muebles de conformidad con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arquelógicos, Artísticos e Históricos.

“Desde el Gobierno de México, lamentamos y reprobamos de manera contundente esta venta, cuyas piezas constituyen propiedad de la Nación, inalienable e imprescriptible” y señaló que las piezas fueron “extraídas sin autorización y de manera ilícita del territorio nacional, al estar prohibida su exportación por la legislación mexicana desde 1827″, apuntó Frausto.

Posteriormente en un mensaje en Twitter, Frausto señaló que “el patrimonio cultural de los mexicanos NO es un artículo de lujo para adornar una casa”.

Y reiteró su llamado “a detener la venta de piezas que son parte de la cultura ancestral de los pueblos de México. Debemos recuperarlas y acercarlas a las culturas vivas actuales“.

A finales del año pasado, 18 piezas arqueológicas de arte precolombino fueron devueltas voluntariamente por donantes privados residentes en Francia.

Los objetos, devueltos a las autoridades mexicanas en noviembre y diciembre, fueron mostrados en una sesión destinada solo a la prensa, dentro de la campaña de sensibilización del Ejecutivo de México que busca recuperar el patrimonio sustraído muchas veces de manera ilícita.

El actual Gobierno de México tiene como una de sus banderas internacionales la recuperación del patrimonio y ha interpuesto demandas contra subastas de piezas mexicanas en varios países.

En febrero de 2021, las autoridades de México intentaron parar en París, sin éxito, una subasta de treinta piezas de arte prehispánico provenientes de culturas mexicanas.

Con información de EFE