Pueblo seri rechaza la propuesta de AMLO para no cazar al borrego cimarrón; el presidente acepta
Reunión del presidente López Obrador con el pueblo Seri en Sonora. Foto de lopezobrador.org

Líderes indígenas de la Nación Comca’ac (seri), en el norteño estado de Sonora, rechazaron este domingo la propuesta del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de dejar de otorgar permisos de caza del borrego cimarrón y condicionaron la discusión a los avances en servicios de salud, agua y escuelas en la zona.

Hemos decidido tratar el tema de la cacería en el marco de este Plan de Justicia un poco más adelante, ya que nuestra gente vea avances en los compromisos que se han hecho entre las instituciones y nuestras autoridades tradicionales, no es un asunto cerrado ni olvidado, solo le pedimos más tiempo”, declaró Gabriela Molina, regidora étnica del pueblo seri.

En febrero, López Obrador propuso a la comunidad dejar de otorgar permisos para la caza del borrego cimarrón con la condición de cambiarla por safaris turísticos a la Isla del Tiburón.

Cada año, la caza del borrego cimarrón en la Isla de Tiburón, la más grande de México ubicada en el territorio seri, significa ganancias que superan el millón de dólares, pero el destino de estos recursos es un misterio.

Los habitantes de la Nación Comca’ac afirman que el dinero solamente beneficia a los gobernantes indígenas y potentados sonorenses, pero nunca a los habitantes de los dos pueblos.

Tras el rechazo de los habitantes, el presidente, quien está de gira en la entidad, aceptó esperar para tomar la decisión.

Acepto el acuerdo que tomaron de esperar para decidir sobre lo del borrego cimarrón, acepto. Lo importante es que sigamos, juntos, trabajando y dialogando, buscando lo mejor siempre, actuando de buena fe; y que no se sientan ustedes presionados y además que se logre el consenso, es decir, que haya acuerdos entre todos, unidad”, dijo durante la presentación del Plan para el Desarrollo Integral del Pueblo Seri.

Fotografía de un borrego cimarrón en su hábitat natural hoy, en la localidad Punta Chueca, estado de Sonora (México). EFE/ Humberto Anaya

Gabriela Molina recordó, frente a las autoridades federales, que Punta Chueca y El Desemboque, los dos pueblos habitados por 300 familias seris en la costa del Mar de Cortés en Sonora, históricamente han reclamado una solución definitiva al desabasto de agua, acceso a la salud y a las escuelas.

“Los temas que hemos abordado en las mesas de trabajo son grandes, importantes y con algunas complicaciones para resolverse. Esas necesidades son por ahora nuestra prioridad”, apuntó.

Actualmente en la Nación Comca’ac habitan alrededor de mil personas, distribuidos en dos poblaciones: Punta Chueca en la costa de Hermosillo, capital de Sonora y El Desemboque en el municipio de Pitiquito, al noroeste de México, en el Golfo de California.

El Plan de Justicia contempla resolver las principales problemáticas de esta etnia que son el acceso al agua potable, pero también acciones de salud, educación, desarrollo social y económico.

El último informe conocido de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Recursos Hidráulicos, Pesca y Acuacultura (Sagarpa) establecía una población de borrego cimarrón para Sonora de 7 mil 591 individuos, 3 mil 829 en vida libre y 3 mil 762 en confinamiento, muy superior al que se calculaba en 1976 con apenas mil ejemplares.

En 2019 se estimaba que en Isla del Tiburón existía una población de 800 borregos cimarrones.

Con información de EFE