Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

SARS-CoV-2 que circula en México tiene mayor capacidad de dispersión que el de China, señala InDRE

SARS-CoV-2 que circula en México tiene mayor capacidad de dispersión que el de China, señala InDRE - Prueba COVID-19 México hospital médico coronavirus
El epidemiólogo del Hospital Juárez de México, Víctor Hugo Gutiérrez, coloca la muestra de un posible paciente con COVID-19 en un refrigerador. Foto de EFE/Archivo

Las variantes del SARS-CoV-2 que circulan actualmente en México son capaces de replicar entre 5 y 7 partículas de virus, lo que propicia su dispersión

El SARS-CoV-2 que circula en México, con cinco variantes, tiene una mayor capacidad de dispersión que el surgido en China, de acuerdo con el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE).

José Ernesto Ramírez González, titular de la Unidad de Desarrollo Tecnológico e Investigación Molecular del InDRE, señaló que aunque las variantes del virus en el país no provocan una enfermedad más severa, sí se propagan con más rapidez que las L y S identificadas en Asia.

COVID-19 prueba coronavirus pandemia epidemia Ciudad de México
Un hombre se somete a una prueba de COVID-19 en un módulo instalado en un parque en Ciudad de México. Foto de EFE/Jorge Núñez

 

Las variantes S y L del SARS-CoV-2 circularon durante febrero y marzo, en tanto que actualmente predominan las G, GH y GR, explicó el experto en entrevista para Milenio.

Precisamente con las cepas actuales, el Instituto de Investigación del Hospital Metodista de Houston halló que una mutación en la proteína Spike cambió el aminoácido 614 D (ácido aspártico) a G (glicina), lo que aceleró la transmisibilidad del COVID-19.

Mientras que en los grupos L y S se replican dos o tres partículas de virus, en los G se replican entre 5 y 7 partículas.

Lo que se ha demostrado en algunos experimentos es que crecen más rápido las cepas que tienen la mutación con G que la mutación con D, pero eso no quiere decir que sea más virulenta, pero tampoco estamos hablando del virus como tal sino de una construcción genética”, dijo.

Actualmente el InDRE trabaja en identificar los factores humanos como las comorbilidades para conocer qué tanto aportan a que el COVID-19 sea o no severo.

Los trabajos también permitirán ahondar en los casos de reinfección para conocer si la cepa de la persona que volvió a dar positivo tras varios meses es la misma y está prevaleciendo.

Con información de Milenio

coronaviruscovid-19mexicoSARS-CoV-2
Menú de accesibilidad