Santiago Nieto confirma investigación de la UIF por compra de ventiladores a hijo de Manuel Bartlett
Santiago Nieto, titular de la UIF de Hacienda. Foto de Notimex

La Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) investiga la compra de ventiladores por parte del IMSS Hidalgo a León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del director de la CFE, Manuel Bartlett.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (IMCCI) publicó una investigación en la que señala a la compañía de Bartlett Álvarez como la proveedora más costosa de equipo médico al IMSS.

De acuerdo con el reporte, la delegación del Seguro Social en Hidalgo asignó a Cyber Robotics Solutions un contrato por 31 millones de pesos para la adquisición de 20 ventiladores respiratorios.

Esto indica que cada equipo tuvo un costo de un millón 550 mil pesos, muy por encima de los comprados a otros proveedores.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, detalló que ya entregaron información sobre la compra de ventiladores a la Secretaría de la Función Pública, al tiempo que investigará qué fue lo que ocurrió.

Lo que el presidente nos ha pedido es muy claro. No podemos tolerar un caso de corrupción. Desde el inicio comenzamos a revisar las empresas que estaban siendo contratadas por Salud para que no hubiera acaparamiento o encarecimiento de insumos”, dijo el funcionario en entrevista para El País.

Lo que hará la UIF será indagar las cuentas de Cyber Robotics Solutions y cualquiera en relación con las personas que la hubieran contratado.

El Gobierno no se puede dar el lujo de dejar algo en duda respecto a este tipo de casos de probable corrupción. Si acreditamos que hay un tema ilegal, entonces denunciarlo ante la Fiscalía (FGR)”, añadió Nieto Castillo.

Respecto al señalamiento, León Manuel Bartlett rechazó que haya vendido los equipos a un precio por arriba del mercado, esto, dado que por la pandemia los ventiladores en cuestión alcanzan costos de hasta 3 millones de pesos.

En un pronunciamiento aseguró que tiene más de 10 años como proveedor y distribuidor de material y equipo médico al sector salud y que el proceso de compra-venta de los 20 ventiladores “fue total y absolutamente transparente, legal y cumpliendo estrictamente con la norma que establece el propio IMSS”.

Con información de López-Dóriga Digital y El País