Sacerdote de Saltillo fue estrangulado: PGJ

La Procuraduría General de Justicia de Coahuila dio a conocer que el sacerdote católico Joaquín Hernández Sifuentes, habría fallecido por estrangulamiento el mismo día que fue reportada su desaparición en Saltillo.

José Ángel Herrera Cepeda, sub procurador para la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas, dio a conocer que reclasificarán el delito de desaparición forzada por el que se señalaba en principio a los presuntos responsables de esta muerte.

El delito sería cambiado a homicidio y probablemente la sub procuraduría agregará la agravante de inhumación clandestina, toda vez que los restos fueron localizados semi enterrados en una zona ejidal del municipio de Parras de la Fuente, en la región sureste del estado.

Foto de Internet

Los resultados de la necropsia revelaron que la muerte fue por estrangulamiento ocasionado; el religioso habría sido victimado entre el 2 y 3 de enero pasado, siendo el 3 de enero cuando sus familiares y la Diócesis de Saltillo reportó su desaparición.

En conferencia de prensa ofrecida la noche del jueves por la Diócesis de Saltillo, el obispo Raúl Vera López detalló que el párroco habría convivido con sus ejecutores en la casa parroquial de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, y que una discusión entre ellos derivó en el asesinato.

Hasta ahora la Procuraduría de Coahuila no cuenta con indicios para establecer que alguno de los detenidos haya tenido alguna relación especial con el sacerdote como han manejado algunos medios locales.

Por Magda Guardiola