Policías federales cuidarán instalaciones del CIDE en Santa Fe; alumnos acusan intimidación
Foto de Twitter @ElenaBuylla

A partir el 1 de enero de 2022, la sede Santa Fe del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) será resguardada por elementos del Servicio de Protección Federal.

Lo anterior fue informado por la Coordinación de Administración y Finanzas del CIDE, quien apuntó que se tomó para medida con la “finalidad de salvaguardar y proteger la seguridad de la comunidad estudiantil, del personal docente y administrativo”.

El documento fue firmado por el director general del CIDE, José Antonio Romero Tellaeche, cuestionado por la comunidad de dicha institución educativa y de quien se ha pedido su renuncia.

En un comunicado, la comunidad estudiantil del CIDE mostró su preocupación por esta medida, la cual calificó como “intimidatoria” y un “desplante de autoritarismo”.

En reiteradas ocasiones hemos externado nuestra intranquilidad por la seguridad de nuestra institución. Este comunicado constituye una nueva intimidación, no sólo para las personas que actualmente se encuentran ejerciendo el derecho a la manifestación en las instalaciones, sino para la vida diaria de los estudiantes en las instalaciones”, afirmaron los estudiantes del CIDE.

Agumentarn que el cambio en la seguridad de dicha institución educativa es de preocupación debido  que se realiza en un momento en donde la opinión pública y la mayoría de las autoridades se encuentran “naturalmente distraídas con el cambio de año, pero mientas los estudiantes estarán dentro del CIDE sin ninguna protección”.

Detallaron que sostendrán acercamientos con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para solicitar su acompañamiento, y pidieron a los senadores condenar este tipo de acciones.

El CIDE, considerado uno de los centros públicos de investigación con mayor prestigio en México, causa controversia desde agosto, cuando renunció su director Sergio López Ayllón.

Madrazo fue cesado en octubre pasado por la nueva dirección que argumentó “pérdida de confianza”, luego de que el directivo publicara un video en redes sociales en el que exigía mejores condiciones laborales.

Mientras que Andrews fue despedida tras advertir que no podía suspender las evaluaciones de profesores, como pretendía Romero Tellaeche.

A inicios de diciembre, Romero Tellaeche fue ratificado por como nuevo director del CIDE por el propio Conacyt.

La pugna del CIDE es un reflejo de los crecientes choques entre la comunidad académica de México y el Gobierno de López Obrador, quien el año pasado ordenó suprimir los fondos con los que operaba ese y otros centros de investigación.

Con información de López-Dóriga Digital