Papa Francisco quiere que Iglesia en México sea de puertas abiertas, que salga a la calle: P. David Jasso
Foto de Celam

David Jasso Ramírez, secretario adjunto del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), afirmó que el Papa Francisco ha pedido los obispos mexicanos convertir a la Iglesia católica en una institución que salga a la calle, que mire a la realidad de frente y que sepa escuchar al pueblo.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para su espacio en Radio Fórmula, Jasso Ramírez apuntó que estos compromisos se encuentran en el Proyecto Pastoral de los Obispos con Visión 2031- 2033, el cual fue redactado para celebrar el Jubileo Guadalupano por los 500 años del acontecimiento de Guadalupe y los 2 mil años de la redención de Jesús.

El mensaje del papa Francisco es ser discípulos de misiones en salida, una Iglesia de puertas abiertas para todos, incluyente (…)  La voz del papa caló hondo en los obispos mexicanos. Se comprometieron a acciones muy concretas: una de ellas es que tengamos una Iglesia en México comprometida con la paz y causas sociales y una de las que más nos preocupan es la migración, la violencia y muchas otras que el proyecto”, dijo.

“No podemos ofrecer la misma medicina para distintos dolores, la Iglesia está consciente que en base a la mirada de la realidad y a la escucha del pueblo es que podemos ofrecer la respuesta adecuada, correcta, y no la misma que ya tengamos guardada para dar”, señaló.

Por eso en México los obispos hablan de ser se habla de ser una Iglesia pueblo, disponible, que camine, como el mismo papa Francisco lo dijo, una iglesia pobre para los pobres, disponible y abierta y estamos trabajando en eso, ahí está el reto fundamental que tenemos todos”, agregó.

Asamblea Eclesial de America Latina y el Caribe vislumbra nuevos desafíos de la Iglesia

Esta semana se está llevando a cabo la Asamblea Eclesial de America Latina y el Caribe, donde participan 22 países de Latinoamérica y representantes del Vaticano, en donde donde se planean detectar los nuevos desafíos para la Iglesia católica en la región, tal y como lo ordenó el papa Francisco.

“Estamos recordando aquel documento de 2007 de aparecida, cuando se reunieron los obispos en la Quinta Conferencia del Episcopado, puesto que el papa Francisco nos comentó que había una agenda pendiente, que había que ahondar en ese documento y que urgió a la Iglesia de todo el continente”, argumentó.

Lo que estamos haciendo es detectar cuáles son los nuevo desafíos para la Iglesia en América Latina y el Caribe, como orientar las respuestas y buscar nuevos caminos, como lo dijo el papa Francisco”, refirió.

Con información de López-Dóriga Digital