Minipartidos después del 1-J


Minipartidos después del 1-J

Ningún partido se ha dado cuenta de la nueva realidad: la desaparición del viejo sistema de partidos


Es más importante el arte que el artista ¿o es al revés…?

Florestán.

Solo un partido se ha dado cuenta que perdió las elecciones el pasado uno de julio: el PRI, cuyo dirigente René Juárez renunció al cargo no obstante las voces que le pedían que no lo hiciera y se fue el lunes con una fuerte crítica a lo que recibió y cómo lo operaron: lejos y a espaldas de las bases.

Los demás como que no se han enterado de que el viejo sistema de partidos desapareció aquel mismo domingo al surgir una nueva realidad: Morena con Andrés Manuel López Obrador.

En el PAN, tras el fracaso de su frente con PRD y MC, se vive una lucha frontal por su dirección cuando no han hecho un análisis ni se han atrevido a mirarse hacia dentro. Un partido no solo derrotado, si no roto y dividido y, lo peor, enfrentado.

Y así, como si no les hubiera pasado nada, surgen protagonismos que lo quieren presidir: Ernesto Ruffo, Jorge Luis Preciado, Marko Cortés, el bloque de seis gobernadores e integrantes del grupo Anaya, sin que éste haya hecho una sola declaración desde la derrota en las elecciones presidenciales. Solo Miguel Márquez que, pudiendo, dijo no.

El PAN debe hacer una revisión del error histórico de eliminar figuras, anular su proceso de selección de candidatos y aliarse a la izquierda, todo para satisfacer una ambición personal, la de Anaya, que al final resultó un fracaso desastroso.

En el PRD tampoco entienden que se convirtió en una franquicia, que por primera vez en su historia estuvo por debajo del tres por ciento de la presidencial mientras que en las legislativas alcanzó un paupérrimo cinco por ciento que le da una minibancada. Pero fue su decisión aliarse a la derecha y ahí están las consecuencias.

El Verde salvó el pellejo porque en la mitad del país fue solo, y aliado en la presidencial apenas rozó 1.85 por ciento. Seguirá como siempre, de franquicia útil.

Del PES y PANAL solo agregar que ya se van a pesar de sus intentos para que los tribunales les den lo que no les dieron los votos: el registro perdido en las urnas.

Y de Morena solo agregar que el reto es pasar de ser un gran movimiento, a un partido político.

Lo que registro es que no se han dado cuenta de la nueva realidad: la desaparición del viejo sistema de partidos.

RETALES

1. VIRREYES.- No sólo Delfina Gómez será coordinadora estatal en el estado de México. Carlos Lomelí, que perdió ante Enrique Alfaro, lo será en Jalisco y otro derrotado, Joaquín Díaz, en Yucatán;

2. NAVES.- Otra aclaración, los aviones y helicópteros destinados a la Presidencia de la República, no son propiedad del Estado Mayor Presidencial, son de la Fuerza Aérea Mexicana, por lo que sería mejor reintegrarlos a esa ala; y

3. PORTAZO.- Global Air, la empresa mexicana propietaria del avión que se desplomó al despegar de La Habana, en mayo pasado, concluyó que el accidente fue por un error de los pilotos. De inmediato las autoridades aeronáuticas mexicana y cubana salieron a desmentirlo: es falso, la investigación no ha terminado. ¿Qué pretendía Global Air con esa acusación?

Nos vemos mañana, pero en privado.

En Privadojoaquín lópez dóriga