México vive otro año violento pese al leve descenso de homicidios en 2021
Foto de EFE

México vivió en 2021 otro año violento con 33 mil 308 homicidios dolosos y distintas masacres que azotaron el país y lo tiñeron de rojo pese al ligero descenso de casos frente al año anterior.

Según los datos oficiales presentados por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), México registró 33.308 homicidios dolosos el pasado año, un 3.6 por ciento a los 34 mil 554 asesinatos de 2020.

Desde el Gabinete de Seguridad hemos demostrado que cumplimos con nuestro deber en todos los casos y contra todos los delincuentes”, apuntó este jueves en conferencia de prensa la secretaria de la SSPC, Rosa Icela Rodríguez.

En su primer informe de seguridad de 2022, Rodríguez hizo un recuento de los casos de homicidio doloso desde el inicio de la Administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Señaló que en 2018 se registraron 33 mil 739 asesinatos y para 2019 el número aumentó hasta los 34 mil 690 casos, mientras que en 2020 bajó a 34 mil 554 (-0.4 por ciento interanual) y finalmente en 2021 se sumaron 33 mil 308 casos (-3.6 por ciento).

La funcionaria presumió que este es el resultado de un trabajo coordinado en el que participan todas las instancias de seguridad en México y que ha habido una “tendencia a la baja” de este delito.

Pero en entrevista con Efe, Alejandro Hope, especialista en seguridad, señaló que, si bien es “bueno” que se haya tenido una reducción en los homicidios en 2021, lo cierto es que es una disminución “muy marginal” pues los asesinatos en México “siguen siendo un número monstruoso”.

Violencia contra la mujer

Pero no todos los delitos más graves han ido a la baja a nivel anual.

México registró mil 4 feminicidios en 2021 y 978 feminicidios en 2020, lo que implica un alza interanual del 2.66 por ciento. Y es también superior a los 973 casos reportados en 2019, el primer año completo de López Obrador en la Presidencia.

Un dato elevado pero que además es visto con reservas por expertos y ONG, que han alertado de un auge de la violencia familiar -con un récord de denuncias por este delito de 23 mil 909 el pasado mayo- debido al confinamiento por la pandemia de coronavirus.

También aumentaron las violaciones en un 28.1 por ciento entre 2020 y 2021, con 21 mil 189 casos, otro reflejo de la brutal violencia machista.

Inseguridad y masacres

Según las cifras presentadas hoy por el Gobierno mexicano, entre agosto y diciembre de 2021 se ha observado una disminución de 1.3 por ciento en la incidencia de homicidio doloso en los 50 municipios considerados prioritarios por sus niveles de delincuencia, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

No obstante, según la más reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 65.8 por ciento de la población de 18 años y más percibe que vivir en su ciudad es inseguro.

Además, varias matanzas reflejan la persistente violencia. Por ejemplo, en el municipio fronterizo de Reynosa (Tamaulipas) un grupo armado asesinó al azar a una quincena de civiles en junio pasado, en una aparente lucha por territorio entre miembros del Cártel del Golfo.

En agosto, 16 hombres fueron asesinados en un día en la ciudad de Uruapan, en el occidental estado mexicano de Michoacán, por la disputa entre cárteles.

Y en septiembre, se encontraron diez cadáveres dentro de una vivienda de Zacatecas, en el norte del país, y dos meses después aparecieron otros diez cuerpos colgando de un puente en esta misma región.

Un 2022 incierto

Este 2022 también inició con matanzas. Tan solo en el Día de Reyes, una camioneta con 10 cuerpos fue abandonada frente al Palacio de Gobierno de Zacatecas.

Mientras que en Veracruz, entre el 7 y el 8 de enero, al menos 15 personas fueron asesinadas en distintos actos violentos.

Javier Oliva, investigador en asuntos de seguridad y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), precisó a Efe que esto responde a que, actualmente, existe una ausencia de metodología concreta y clara sobre las estrategias que se toman para reducir los homicidios.

Aunado a ello, la mínima reducción en el número de homicidios “también evidencia la impunidad con la que pueden operar y actuar las organizaciones delictivas en el país y son ejemplo del nivel de desafío y capacidad que tienen estos grupos”, apuntó el experto.

En ese sentido, Hope destacó que la presencia de cuerpos como la Guardia Nacional tampoco ha sido clave para reducir la incidencia en la violencia en México.

Y lamentó que no exista un programa o mecanismo de transformación del Gobierno y de los estados del país para atacar la problemática.

Para Oliva, la escalada de violencia que se ha vivido en los últimos años en el país se mantendrá en gran parte del territorio este 2022, principalmente por la expansión de organizaciones criminales por el territorio.

Todo parece indicar que la inseguridad va a continuar”, afirmó.

Para Hope, el panorama sigue siendo desalentador, pues afirmó que el Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador se distingue por “su falta de flexibilidad intelectual y de capacidad para rectificar”.

Con información de EFE