Foto de Laprimeraplana.

¿Manuel Camacho Solís habría sustituido a Colosio tras su asesinato?

Luis Martínez Fernández del Campo reveló la confesión que le hizo Carlos Salinas sobre la decisión para nombrar al suplente de Colosio


En el espacio de Radio Fórmula, Joaquín López-Dóriga entrevistó a Luis Martínez Fernández del Campo- exCónsul General de México en São Paulo, Brasil, y exdiputado- habló sobre el encuentro entre Luis Donaldo Colosio con Manuel Camacho Solís en los días previos al asesinato del candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Foto de archivo

Camacho Solís porque este se negaba a reconocer al candidato presidencial del PRI. “El primer intento lo hizo Manuel Aguilera. Hubo un encuentro previo en casa de Roberto Saucedo. Para mí fue una sorpresa que me llamara el licenciado Colosio para esto. Me decía esto mientras platicábamos en lo que llegaba Camacho Solís, que hubo reticencias para que viniera a mi casa. Hubo una razón de peso: yo creo que se había confundido la política con la grilla; para Colosio estaba claro que había gente que iba a ver a Manuel y lo iba a ver a él”, recordó Luis Martínez.

Joaquín López-Dóriga recordó que Camacho Solís se negaba a aceptar el nombramiento de Colosio como candidato presidencial del PRI para las elecciones de 1994. Incluso le mandó un mensaje para decir que se había equivocado cuando dio la noticia el 27 de noviembre de 1993, que no era Colosio el candidato y que el “destape” sería el lunes y no el domingo.

Luis Donaldo Colosio
Foto de internet

“La política ofusca a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos. Realmente había una patología muy extraña pero no sabemos cuál había sido su relación previo al destape. El destape en la presidencial imperial es un ajedrez que juega solo el presidente”, apuntó Martínez Fernández del Campo.

Después la inauguración de la FIL de Guadalajara de 1993, el presidente Carlos Salinas de Gortari citó al día siguiente a Colosio para informarle que sería el candidato del PRI a la presidencia.

La carrera política de Colosio tuvo un ascenso que lo perfilaba como presidenciable. Carlos Salinas lo nombró Oficial Mayor del partido cuando fue candidato a las elecciones presidenciales de 1988, después fue Senador, presidente del PRI y luego, el mandatario lo coloca en la Secretaría de Desarrollo Social.

“Se veía muy claro que lo fue forjando paso a paso. El presidente en turno tiene la posibilidad de calificar día con día a sus colaboradores. Realmente para Salinas fue muy complicado porque eran tres pistas: el PRI donde había inconformidades; la de Chiapas donde habían secuestrado a Lauro Castellanos y había que entrar en contacto con el obispo Samuel Ruiz; y el estilo de Manuel que entendía que todo lo que hacía beneficiaba al proceso de paz. Adicionalmente recuerdo que el presidente mandó llamar a Pedro Joaquín Codwell para que se integrara más al trabajo político porque no podía estar disociados la campaña y el PRI, tenían que integrarse…”

En aquel momento esa reunión era imposible pero se logró el 16 de marzo de 1994. Después la definición de Manuel Camacho fue el 22 de ese mismo mes. Colosio estaba en Sinaloa, rumbo a Tijuana y un día después, murió el candidato.

 

Carlos Salinas. Foto de El Horizonte

Para López-Dóriga, si Camacho Solís hubiera apoyado el destape de Colosio, este hubiera sido el sustituto de Colosio tras su asesinato, situación que fue confirmada por el ex cónsul en Brasil: “esas mismas palabras me dijo el presidente Salinas en Sao Paulo quien me fue a buscar porque tenía una duda si Colosio había expresado a un malestar porque todo lo que ayudaba al éxito de su campaña lo veía bien Salinas…”

“Realmente había relación muy estrecha y consolidada entre el presidente y Luis Donaldo”, recordó Luis Martínez.

Aquí puede escuchar la entrevista completa de Joaquín López Dóriga a Luis Martínez Fernández del Campo.

Aquí puede ver la primera parte del relato.

Redacción