Alerta López-Gatell por escasez de pruebas COVID-19; pide “no correr” a realizársela
Largas filas para pruebas de COVID-19 en la Ciudad de México. Foto de EFE

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y zar del coronavirus en México, alertó por “escasez de pruebas” para detectar COVID-19 no solo en el país sino a nivel mundial.

En la conferencia matutina llevada a cabo en Palacio Nacional, López-Gatell pidió a quienes tengan síntomas que “en lugar de correr al kiosco a hacerse una prueba, lo que hay que hacer es quedarse en casa para evitar contagiar a otras personas.

Las personas quieren tener una prueba COVID, esto puede representar un problema para el mundo entero, porque la capacidad de fabricar pruebas COVID es limitada no en México, en el mundo entero”, expuso.

“Si todas las personas que tienen tos, dolor de garganta, se aceleran a ir por una prueba COVID, lo que va a ocurrir es que se van a angustiar, porque van a estar en una fila esperando recibir una prueba COVID, pero además le van a restar la oportunidad de tener una prueba a una persona que por razones médicas es imprescindible que se determine si tiene o no COVID”, agregó.

La escasez de pruebas es mundial, entonces diversos gobiernos estamos haciendo un llamado a tener claridad de lo que dijimos al inicio de la epidemia. Si se tienen síntomas: tos, ronquera, dolor de garganta, fiebre incluso, hay que pensar que se tiene una enfermedad respiratoria, en el invierno se pueden tener otras enfermedades respiratorias, pero hacerse la prueba no va a modificar nuestra decisión de aislarnos para proteger a otras personas de contagiarse”, aclaró.

López-Gatell insistió en que en países como EE.UU. ya no es necesario que una persona que ha estado con un contagiado se haga una prueba.

Pero no es así, ya que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) señalan: “Incluso si no presenta síntomas, hágase una prueba de detección al menos 5 días después de su último contacto cercano con una persona con COVID-19”.

En los últimos días se han visto en México largas filas de personas que buscan –a veces sin éxito– realizarse un test en centros públicos y privados.

El país atraviesa una cuarta ola de contagios a cuenta de la variante ómicron y el sábado batió el récord diario de contagios con 30 mil 671 casos, superior a los 28 mil 953 registrados el 18 de agosto de 2021.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio positivo por segunda vez en casi un año, tras una prueba que se practicó el lunes y luego de aparecer agripado, y sin mascarilla, en su habitual conferencia de prensa de ese día.

Con información de López-Dóriga Digital