Llega a Acapulco, Guerrero, hospital móvil del ISSSTE
Foto de @ISSSTE_mx

El hospital móvil “Ehécatl”, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), llegó a Acapulco, en Guerrero, una de las zonas devastadas por el huracán Otis.

La instalación fue trasladada desde el Hospital General (HG) “Dra. Matilde Montoya Lafragua” de Tláhuac, Ciudad de México, al Centro de Convenciones de Acapulco para apoyar la continuidad de los servicios de salud a la población de Guerrero, informó el director general del ISSSTE, Pedro Zenteno Santaella.

Tras el arribo, iniciaron los trabajados de instalación y montaje del hospital móvil, con el propósito de ponerlo en funcionamiento a la brevedad, como instruyó el titular del organismo, para contar con áreas óptimas y garantizar a derechohabientes atención médica sin tener que trasladarse a otros estados.

No descansaremos hasta que nuestras hermanas y hermanos de Guerrero se restablezcan al 100 por ciento de los efectos del huracán Otis, por lo que seguimos dando puntual seguimiento a las acciones de apoyo”, indicó.

La infraestructura del “Ehécatl” se utilizó en su momento para la atención de la contingencia por COVID-19; está conformada por dos domos geodésicos, uno de 25 m de diámetro, 500 m2 de superficie y 12.5 m de altura; otro de 30 m de diámetro, 706 m2 de superficie y 15 m de altura, los cuales cuentan con aire acondicionado y piso antimicótico.

El hospital móvil del ISSSTE tiene capacidad para albergar 80 camas, cada una con tomas de corriente eléctrica y distribuidores de gases medicinales (oxígeno y aire médico), lo cual será de gran utilidad, en tanto continúan los trabajos de rehabilitación a las unidades médicas que resultaron dañadas por Otis, precisó el director general.

Para su funcionamiento se dispone de una planta de luz de 500 kilovoltiamperios (kVA) y dos tanques para agua de cinco mil litros, los cuales deben abastecerse por pipa o toma fija, así como de un hidroneumático para llenar los dos domos. Se instalarán en un terreno plano de mil 200 metros y conexión a red hidrosanitaria, detalló.

Esta infraestructura se suma a las acciones para fortalecer la atención a derechohabientes y población de Acapulco, que incluyen el envío de dos brigadas de personal médico residente para fortalecer la atención en la Clínica Hospital de Chilpancingo, y seis mil 540 piezas de equipo, insumos, mobiliario y ropa hospitalaria para garantizar el servicio necesario.

Además, se ha contribuido a la recuperación económica de las familias derechohabientes; hasta el 21 de noviembre, la Subdelegación de Prestaciones en Acapulco de Juárez informó que había entregado 662 préstamos a servidoras y servidores públicos de la entidad por un monto de 38 millones 51 mil 87.43 pesos; del total de préstamos asignados, 407 han sido exclusivos para damnificados.

A su vez, el Fondo de la Vivienda del Issste (Fovissste) promovió la suspensión de descuentos por créditos hipotecarios y una prórroga de cuatro meses sin cobro de intereses ni actualizaciones, en apoyo a personas trabajadoras de zonas afectadas.

Con información de López-Dóriga Digital