Elecciones 2021

La refinería de los presidentes

La refinería de los presidentes

Lo que no dijo es que Carlos Salinas, siendo presidente, compró la primera mitad de esa refinería en 1993

Aquí, en el ejercicio permanente, a veces imposible, de despejar la incógnita.
Florestán.

El lunes por la tarde, jubiloso en su oficina, el presidente López Obrador anunció en un video que Pemex había comprado una refinería en Texas con lo que acabaría la importación de gasolinas.

Se refería a Deer Park, de la que México ya era propietario de una mitad y por lo que pagó a la Shell, su socio, 596 millones de dólares por el otro cincuenta por ciento, lo que le da un valor de mil 200 millones de dólares.

Lo que no dijo es que Carlos Salinas, siendo presidente, compró la primera mitad de esa refinería en 1993.

Pero rencores aparte, esas instalaciones refinan 340 mil barriles al día, lo mismo que se busca en Dos Bocas.

La diferencia son costos y tiempo.

Su refinería se presupuestó en ocho mil 800 millones de dólares, lo que ha aumentado por encima de los diez mil millones de dólares, para terminarla en 2023.

La de Houston, le costó 596 millones de dólares y no es que valga mil 200 millones porque la valuación incluye inventarios de hidrocarburos de entre 250 y 300 millones de dólares.

Es decir, restando esos inventarios, el valor real de la planta texana es de 900 a 950 millones de dólares. Digamos mil millones, para refinar esos 340 mil millones de barriles al día.

Con lo que va a gastar en Dos Bocas podrían haber comprado no una, diez plantas como Deer Park y estar refinando tres millones 400 mil barriles al día, diez veces lo de Tabasco.

Pero como no hay esa demanda, lo demuestran los inventarios que tenía, la Shell se está deshaciendo de sus refinerías en Texas.

Y cayó en blandito con México.

RETALES

1.    OBVIA.- La alcaldesa morenista de Metepec, Gabriela Gamboa, se quiso deslindar del audio en el que amenaza con levantar a la hija del candidato del frente opositor Fernando Flores, diciendo que fue editado. No veo cómo editar lo que dijo ni lo que amenazó. Ya fue denunciada por Flores quien, dice, le lleva ventaja. Todo suma y resta;

2.    DEVALUACIÓN.- Más de cuatro horas le llevó a la SCT responder a la degradación que el gobierno de Estados Unidos hizo de la autoridad aeronáutica mexicana, que el presidente López Obrador minimizó el lunes. Esta rebaja impide que las aerolíneas mexicanas abran rutas a Estados Unidos, lo que las encuentra descolocadas, pues cerraron muchísimas por la pandemia, que ahora no puede reabrir; y

3.    REMANENTES.- El 23 de abril, Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México, informó que en el ejercicio de 2020, tuvo 165 mil millones de pesos. El 74 por ciento se utilizó para amortizar pérdidas acumuladas en ejercicios previos, y el resto se aplicó a capital contable que aún por debajo del nivel legal. Ergo, no hubo remanente, concluyó. Esto es lo que dice el presidente que quiere que le expliquen, cuando ya está explicado y por alguien cercano e intachable. Pero no le han dicho.

Nos vemos mañana, pero en privado.

#PetróleoEn Privadojoaquín lópez dórigamexico
Menú de accesibilidad