Imparable la crisis de la migración

Imparable la crisis de la migración

Estamos en el inicio de lo que será uno de los problemas más graves de México: la migración, porque el mundo que huye ya encontró una vía de ingreso a Estados Unidos: nuestra frontera norte

Los acusarán de abuso de austeridad. Florestán.

Cuando esta mañana en Washington se encuentren Mike Pompeo y Marcelo Ebrard, estarán frente a frente dos visiones encontradas sobre la crisis migratoria: la de Donald Trump con su política de garrote, muro y tema electoral, y la de Andrés Manuel López Obrador de respeto a sus derechos humanos, el ingreso ordenado a México y su apuesta por el desarrollo del triángulo del Norte y sureste mexicano para fomentar el crecimiento.

Estamos en el inicio de lo que será uno de los problemas más graves de México: la migración, porque el mundo que huye ya encontró una vía de ingreso a Estados Unidos: nuestra frontera norte.

México que quedado atrapado entre los que entran por el sur y los que devuelve Washington por el norte, para esperar aquí el desahogo de su trámite de asilo allá, una media de 700 a 800 días, sin que aquí se cuente con el presupuesto ni la infraestructura para atenderlos.

Hoy me voy a referir a Tamaulipas, problema ignorado. En un solo día, la Patrulla Fronteriza detuvo del otro lado del Bravo, a dos mil migrantes y en una semana diez mil, más lo que llegan a cruzar y los dos mil mensuales que Estados Unidos repatria, y que ya genera presiones sociales, económicas, de convivencia, de salud, de seguridad ante lo que ha surgido un rechazo contra esos migrantes, que en México no existía.

Y eso que le hablo de Tamaulipas, en lo de Baja California ya es devastador y desde la arrogancia de este altiplano, este problema se ignora.

La migración, pues, es el tema que hoy tienen en la mesa Ebrard y Pompeo, y en forma permanente López Obrador y Trump, México y Estados Unidos.

Y no le veo solución en el corto ni el mediano plazo.

Del largo ya no quiero ni pensar.

RETALES

  1. ZOÉ.- Zoé Robledo se manejaba en lo suyo, la política, como subsecretario de Gobernación cuando el presidente lo designó director del IMSS a la renuncia de Germán Martínez. A ver quién va a su lugar. Debo destacar la reunión que ayer tuvieron el Ejecutivo, los secretarios de Hacienda, Salud y el propio Zoé, para hacer un diagnóstico del IMSS, tras el devastador que dejó German con su renuncia. Ayer ya avisó que vuelve al Senado;
  2. TETÉ.- Cuando ayer los reporteros preguntaron al subsecretario de Hacienda Arturo Herrera sobre la injerencia indebida de funcionarios neoliberales en el IMSS, dijo que eso se refería a la oficial mayor, Raquel Buenrostro, compradora única del gobierno. Que lo de Hacienda es recaudar, distribuir y cuidar la macroeconomía; y
  3. TARJETAS.- La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, suspendió diez años para ocupar un cargo público a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex en la primera mitad del gobierno anterior. A él no le interesa volver al gobierno. Aquí el punto es la vertiente penal que judicializará la Fiscalía General de la República.

Nos vemos mañana, pero en privado.

En PrivadoEstados Unidosfronterajoaquín lópez dórigamarcelo ebrardmexicomigraciónmike pompeo