Gremios mexicanos denuncian presión de sindicatos de EE.UU. por votación sindical en Silao

Gremios mexicanos denuncian presión de sindicatos de EE.UU. por votación sindical en Silao - General Motors Silao, Guanajuato. Foto de Google Maps / Daniel Hernández
General Motors Silao, Guanajuato. Foto de Google Maps / Daniel Hernández

Gremios mexicanos denunciaron presión de sindicatos de EE.UU. para reponer la votación en la planta de GM en Silao, en la que el INE será observador

La Confederación de Trabajadores de México (CTM) y el Sindicato Miguel Trujillo López rechazaron “la injerencia” de sindicatos extranjeros por la queja laboral de Estados Unidos sobre una planta mexicana de General Motors (GM).

La CTM, la central obrera más grande de México, denunció presiones de sindicatos de Estados Unidos para influir en la votación sindical y del contrato colectivo que esta semana se repondrá en la fábrica de GM en Silao, en el estado de Guanajuato.

“Existe, desde hace varias semanas, una constante presión de sindicatos americanos hacia las autoridades mexicanas y hacia los trabajadores de esta planta automotriz para tratar de influir en el resultado; por lo cual, rechazamos esta injerencia”, indicó en un posicionamiento.

México y Washington habían anunciado en julio “un curso de reparación” tras una “solicitud de revisión” que Estados Unidos envió el 12 de mayo por irregularidades detectadas en la votación del contrato colectivo y “la denegación” de los derechos de libre asociación y negociación colectiva.

Las autoridades mexicanas prometieron vigilar la reposición de la votación, en la que participarán cerca de 6 mil trabajadores este martes y miércoles.

Pero la CTM pidió aplazar el ejercicio con el argumento de que los contagios de COVID-19 están en “su nivel más alto desde que inició esta pandemia y podría poner en riesgo la salud de los participantes y de los observadores”.

Aun así, la agrupación sindical afirmó que “no hay ninguna oposición” al proceso de legitimación del contrato.

Además, respaldó las declaraciones de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, quien esta semana afirmó que el Gobierno cumple con el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Coincidimos con la secretaria de Comercio de México, en el sentido de que a los extranjeros se les abrió de más la puerta en la firma del T-MEC, al haber aceptado el capítulo laboral 23 en esos términos, pues a estos sindicatos les hace suponer que pueden ser jueces o promotores”, indicó la CTM.

Instituto Nacional Electoral vigilará la votación

A la par del comunicado de la CTM, el Instituto Nacional Electoral (INE) anunció que participará como observador en el proceso de legitimación del contrato colectivo en GM.

El INE, un organismo autónomo, informó que estará a petición de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“En ambos casos hay acuerdo del Gobierno mexicano y la Representación Comercial del Gobierno de Estados Unidos (USTR, en inglés)”, comunicó el instituto.

 

Respetar los derechos de asociación, negociación colectiva y de mejores salarios en México ha sido uno de los principales reclamos de los sindicatos norteamericanos para la firma del T-MEC.

En tanto, el Gobierno mexicano ha apostado por el acuerdo comercial para recuperarse tras la contracción histórica de 8.2 por ciento del PIB que padeció en 2020 por la crisis de COVID-19.

Con información de EFE

general motorsgminesilaovotación sindical
Menú de accesibilidad