Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

FGR inicia investigación por incendio de capilla de Santiago Apóstol en Paracho, Michoacán

FGR inicia investigación por incendio de capilla de Santiago Apóstol en Paracho, Michoacán - Foto de EFE
Foto de EFE

Considerada la Catedral del Arte Novohispano purépecha, la iglesia destacaba por su techo de madera construido con la técnica del tejamanil

El Ministerio Público de la Fiscalía General de la República (FGR) en Michoacán, confirmó que inicio una carpeta de investigación contra los responsables del incendio de la capilla de Santiago Apóstol, de la localidad de Nurio, perteneciente al municipio de Paracho.

De acuerdo con la dependencia los presuntos responsables estarían acusados del delito de daños, ya que el incendio provocó un daño total al inmueble, el cual estaba catalogado como monumento histórico.

 

Además, el Ministerio Público Federal (MPF) en Uruapan, solicitará las investigaciones y dictámenes correspondientes a elementos de la Policía Federal Ministerial, así como a peritos de la institución, a fin de integrar la carpeta de investigación.

El incendio del templo católico dedicado a Santiago Apóstol, construido durante la época de la colonia, del municipio de Paracho, Michoacán ha causado daños incalculables, explicó este jueves un especialista.

“La iglesia era uno de los tesoros del arte novohispano en Michoacán. Se le llamaba la capilla Sixtina purépecha, por las pinturas que decoraban los techos”, dijo a Efe Enrique Ortiz García, escritor y divulgador de la historia de México.

“Se perdió uno de los templos más ‘sui generis‘ de lo que es el arte novoshispano en México”, añadió.

Considerada la Catedral del Arte Novohispano purépecha, la iglesia destacaba por su techo de madera construido con la técnica del tejamanil, que utiliza tablilla delgada de madera, cortadas de forma regular y que se coloca como tejas, el cual fue totalmente consumido por el fuego.

La compañía aseguradora contratada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México llevó a cabo una cuantificación de los daños del incendio que comenzó el pasado domingo.

Para la comunidad purépecha de Nurío, de unos 5 mil habitantes, la pérdida de su iglesia resultó un duro golpe, al igual para otras como Ahuiran, Urupicho y Pomocuarán, que colindan con Nurio.

Según el especialista, el templo combinaba “el arte de la mano de obra indígena con elementos e influencia europea. Su construcción, decoración y patrones estéticos fueron hechos por indígenas”.

El siniestro se desató la tarde-noche del domingo y no se pudo controlar al avivarse por los fuertes vientos que azotaron la región.

Además del techo, el fuego acabó con el retablo y óleos y pinturas de imágenes religiosas de valor incalculable, las cuales quedaron reducidas a cenizas y solo la fachada y los tres muros de apoyo quedaron de pie.

Ortiz García dijo que algunos lugareños que ha contactado le contaron que son dos las posibles causas que comenzaron el incendio: un cohete que cayó en la techumbre y un cortocircuito debido a que la instalación eléctrica es muy antigua.

La titular de la Secretaría de Cultura (SC) de México, Alejandra Frausto, instruyó el lunes a diversas áreas de la dependencia llevar a cabo acciones paralelas tras el incendio.

Los arquitectos especialistas del Centro INAH Michoacán visitaron el inmueble incendiado para concretar una evaluación de los daños, al igual que funcionarios de las direcciones generales de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, de Vinculación Cultural y de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

capillaFGRIncendioMichoacánparachoparroquia
Menú de accesibilidad