México tendría 664 mil muertes causadas directa o indirectamente por COVID-19: Dr. Erdely
Foto de EFE

Considerando el registro del exceso de mortalidad en México, el registro oficial que emite la Secretaría de Salud federal, durante el período 2020 y 2021, México tendría 664 mil defunciones totales por consecuencia directa e indirecta del COVID-19, más del doble de las que indica el conteo oficial que, hasta el 9 de enero, está en 300 mil 334 decesos, aseguró el Dr. Arturo Erdely, profesor de tiempo completo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para su espacio en Radio Fórmula, Erdely Ruiz agregó que este número se extrae de la multiplicación de los decesos totales confirmados por el factor 2.21.

“Ya considerando el exceso de mortalidad, estaríamos hablando que ya son 664 mil personas que han perdido la vida en México por consecuencia, directa o indirecta, del COVID-19. Es decir, hay que multiplicar las muertes confirmadas por un factor de 2.21, aproximadamente”, dijo

¿Por qué el factor 2.21?

A pregunta expresa de por qué esta cifra debe ser utilizada para conocer dicha cantidad de defunciones totales directas o indirectas por el coronavirus, el Dr. Erdely Ruiz explicó lo siguiente:

Para facilitar el cálculo. Del exceso de mortalidad, que cada seis o siete semanas actualiza la Secretaría de Salud, el último reporte data del 20 de noviembre del año pasado. A esa fecha teníamos 292 mil muertes confirmadas, de las que diariamente se reportan; pero en el exceso de mortalidad que reportó la autoridad a esa misma fecha es de 646 mil. Entonces, a la hora de hacer el cociente entre el exceso de mortalidad total y las confirmadas, obtenemos el factor de 2.21″, explicó.

“De momento, con esta explicación, las muertes confirmadas totales, las que llevamos ahora, las 300 mil 334 las multiplicas por ese dato y tenemos el resultado de 664 mil personas que han perdido la vida por el COVID-19 en México”, expuso.

¿Hay dos contabilidades de las muertes por COVID-19? No

El Dr. Erdely explicó que el que haya conteos diarios de muertes por COVID-19 y el reporte de exceso de mortalidad de la Secretaría de Salud no significa que el Gobierno de México tenga un doble conteo de las defunciones por el coronavirus.

“Son distintas fuentes de información. Las muertes diarias confirmadas, provienen de una fuente que nos pueden estar actualizando diariamente, porque provienen de los sistemas de captura que provee Secretaría de Salud. Los de exceso de mortalidad no se pueden actualizar diario; son cada seis, siete semanas. No son dos contabilidades, son dos recuentos, dos fuentes de información que se complementan la una con la otra”, añadió.

Las cifras, tanto los casos diarios, como el del exceso de mortalidad, aparecen en la página de la Secretaría de Salud.

Erdely abundó que, con las cifras reportadas en los últimos días por la Secretaría de Salud, hoy en el país se confirma un repunte “aceleradísimo” de la pandemia, muy en línea con lo que se ha visto con el resto del mundo por el avance de la variante ómicron.

“Tenemos un repunte aceleradísimo, característico de lo que es ómicron. Así como vimos en Sudáfrica y en Europa, así ya lo vemos aquí, ya se aprecia una aceleración de contagios prácticamente en todo el país. De las 32 entidades, las 32 muestran repuntes, algunas más, algunas menos. De ellas, te diría que siete entidades federativas ya están en máximos históricos en cuanto a infecciones activas”, refirió.

Demasiada soberbia de López-Gatell, querer dar escenarios y fechas de picos

En últimos días, México alcanzó la cifra de 300 mil defunciones totales confirmadas por COVID-19. Este número es cinco veces mayor al escenario más pesimista dicho por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, mismo que fue calificado por él como “catastrófico”.

“Fue demasiada soberbia o desconocimiento querer dar tanto fechas de ‘picos’, que fueron fallidas todas, como dar cantidades catastróficas de muertes. Casi nadie se atrevió a hacer eso”, agregó el Dr. Erdely.

“Es un nuevo virus. Es muy difícil andar haciendo pronósticos. Nadie le pidió al Dr. Hugo López-Gatell que pusieran fechas o cantidades catastróficas. Él solito decidió ponerlas. Él solito se equivocó”, agregó.

“No es alarmismo; que haya demasiados contagios no conviene a nadie”

Reportar las cifras de COVID-19 en México entre expertos, como el Dr. Erdely, así como por la prensa, no tiene como objetivo crear alarmismo ni pánico, sino que es una necesidad el contar con información para entender la pandemia y reconocer que, el que haya una notoria cantidad de contagios, no conviene a nadie.

“Definitivamente el que haya demasiados contagios no le conviene a nadie”, agregó.

Recordó que esta epidemia se ha ido alargando por la aparición de nuevas variantes, que surgen cuando hay demasiados contagios, porque, de millones de veces que se replica el virus, de repente emerge alguna mutación que constituye una nueva variante.

“Así surgió Delta, así surgió ómicron, y es nueva, pero solo que esta última, como es muchísimo más transmisible, existe el riesgo de que, con tanto contagio, surja una nueva variante y sigamos recorriendo el alfabeto griego”, añadió.

“Tanto contagio, es justamente el terreno fértil para que surjan nuevas variantes y sea el cuento de nunca acabar“, extendió.

¿Asumirse como contagiado el que presente síntomas?

El Gobierno de la Ciudad de México solicitó el pasado 8 de enero, a través de la Secretaría de Salud (Sedesa), a las personas con síntomas de COVID-19 asumirse como positivo y aislarse lo antes posible para evitar más contagios por dicha enfermedad. Esto generó una serie de críticas en redes sociales, alertando de una posible falta de seguimiento y de la gravedad del virus en México.

El Dr. Erdely afirmó que uno de los grandes problemas actualmente es que los sitios donde la población puede acudir a realizarse una prueba para conocer si tiene o no COVID-19 es un lugar de alto riesgo, sobre todo en aquellas personas sospechosas de contagio y cuyo resultado es negativo.

“El problema, ahorita, es que hacer filas o estar acudiendo a lugares donde hay mucho COVID-19 es arriesgarse mucho. Ahorita saber si se tiene o no COVID-19 implica un criterio de máxima precaución. Y dices ‘bueno, tengo síntomas compatibles con COVID-19’, pues cuídate como si tuvieras COVID-19. Total , si no tienes COVID-19 , no pasa nada. Si no tienes COVID-19, te cuidaste correctamente”, agregó.

El asunto de saber o no saber es lo ideal, pero ante la emergencia, ante una demanda excesiva de pruebas, que la gente esté acudiendo a centros de salud donde circula mucho COVID-19, debemos cuidarnos.

A lo mejor ni tenías COVID-19, pero fuiste a un lugar donde había mucha gente, y te contagias. Entonces sí, sí hay que tener prudencia, más bien entender cómo debemos de cuidarnos, estar alertas de los síntomas que ya sabemos que son compatibles con COVID-19. Y muy importante, tener en casa un termómetro y un oxímetro, porque, en caso de que tengas que pedir ayuda y un médico te pueda asesorar, te va a pedir estos datos: temperatura y nivel de oxigenación, concluyó.

Ningún país ha logrado mitigar los contagios de ómicron: Ximénez-Fyvie 

Por su parte, Laurie Ann Ximénez-Fyvie, doctora en Ciencias Medicas y profesora investigadora en Microbiología, pidió a los mexicanos no minimizar la variante ómicron de COVID-19, tal y como lo han hecho el Gobierno Federal y autoridades locales, como el de la Ciudad de México, quienes incluso han calificado dicha situación como una “llamarada de petate“.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para su espacio en Radio Fórmula, Ximénez-Fyvie argumentó que el mundo se encuentra en la peor fase de la pandemia ante la explosión de casos de coronavirus, y adelantó que por lo menos faltan nueve semanas de contagios ocasionados por ómicron.

“Es muy difícil comprender por qué las autoridades se están yendo por la línea de este discurso, lo que hacen es dejar a la población imposibilitada para cuidarse midiendo el riesgo real que existe, estamos en una situación que es realmente muy delicada. Evidentemente no debemos tener pánico, pero alerta sí porque estamos en una situación delicada, y la gente supiera el riesgo real que está sucediendo en este momento, la gente podría actuar en consecuencia”, dijo.

Lo que dijo la secretaria de Salud de CDMX es una verdadera irresponsabilidad, ella se basa en datos que no se están duplicando en el resto del mundo, que son los datos que provienen de Sudáfrica. Hasta ahora no hemos visto una sola ola de ómicron descender, más que la de Sudáfrica que ascendió de forma acelerada y con la misma prisa descendió, pero es hasta muchas semanas más tarde pero las hospitalizaciones siguen aumentado y también las defunciones”, expuso.

La Secretaría de Salud (SSa) federal reportó en la última jornada que México acumula cuatro millones 125 mil 388 casos y 300 mil 334 decesos totales de coronavirus. El país anotó el sábado pasado su nuevo récord diario de contagios al registrar 30 mil 671 casos de COVID-19.

Irresponsabilidad llamarle a ómicron contagio de “llamarada de petate”

A diferencia de Sudáfrica, la profesora investigadora en Microbiología enfatizó que en ninguno de los países que muestran repuntes de contagios por ómicron han mostrado mitigar la ola ocasionada por esta cepa.

“Italia lleva 11 semanas en su repunte de ómicron; Reino Unido, nueve semanas; Francia, ocho semanas, España, casi dies semanas, nosotros llevamos dos semanas. Estos países que levan ente ocho y 11 semanas en un repunte y ninguno muestra ni señas de que se están desacelerando ni doblando la curva, siguen en en crecimiento exponencial”, adujo.

Criticó a la titular de Salud de la Ciudad de México, Oliva López Arellano, por llamarle al cuadro de síntomas de COVID-19 como una ‘llamarada de petate’, ya que este tipo de expresiones impiden a la gente tomar decisiones.

Si tomamos esa evidencia, con los datos que tenemos nos faltan por lo menos nueve semanas más y eso nos deja en el mes de marzo  Llamarle ‘llamarada de petate’ si ningún dato que sustente esto, es una verdadera irresponsabilidad, esto va a ir para largo y más largo entre menos la gente se cuide y procure detener los contagios; necesitamos detener los contagios para mitigar, el tsunami ya lo tenemos encima, va a ser imposible detenerlo por completo, pero sí podríamos detener sus efectos, y el más importante es la muerte y necesitamos detener sus efectos, que es la muerte”, pronosticó.

Ómicron no es ‘covidcito’, es un SARS-CoV-2 como lo hemos conocido siempre

Ximénez-Fyvie dejó en claro que el cuadro de síntomas ocasionado por ómicron no es menor con respecto a otras cepas de coronavirus,

No es un covidcito, es un COVID-19 como lo hemos conocido siempre (…) Ahora circula el rumor de que esta variante es menos agresiva, esto es demostrablemente falso, esta variante no tiene ninguna característica intrínseca del virus en sí que le haga causar una enfermedad menos grave, causa el mismo cuadro de COVID-19 que se ha visto siempre, la enorme diferencia es que los cuadros de las personas con esquemas dobles de vacunación son mucho más leves”, sostuvo.

“Esto lo podemos ver en qué es lo que está ocurriendo en países europeos que están desatados con ómicron,  con las hospitalizaciones EE.UU. y Canadá muestran sus picos de hospitalización más altos de toda la pandemia. Si los hospitales se están saturando es que hay casos suficientemente graves para requerir hospitalización”, subrayó”

“Nosotros tenemos una cobertura de vacunación menor a la que tienen en EE.UU. y Canadá. Evidentemente la mayor parte de las personas que están acabando en el hospital son no vacunados, pero aquí tenemos muchos más no vacunados proporcionalmente que en los países en donde están viendo los hospitales vacunados”, puntualizó.

Vergonzoso y lamentable, que Alcocer recomiende Vaporub a niños con COVID-19

La especialista apuntó como un comentario vergonzoso que el titular de salud federal, Jorge Alcocer, recomendara Vaporub y tés como una herramienta para tratar a los niños por la enfermedad, población a la cual el Gobierno mexicano le ha negado la vacuna contra el COVID-19.

Me parece que es un comentario vergonzoso, realmente lamentable proveniente de la máxima autoridad sanitaria del país, es peligroso, esto pone vidas en riesgo. Habló de que el COVID-19 en los niños se puede tratar con Vaporub y tecitos, esto es muy lamentable porque las personas no vacunadas son quienes realmente están acabando en los hospitales y en las funerarias”, abundó,.

“Lo que ocurre ahora es que está población no vacunada de menores de edad se está viendo un alza dramática en las hospitalizaciones y en la muerte, cuando el doctor Alcocer dice esto le está dando a entender a la población de México, es que si su niño tiene COVID-19 no tiene nada de que preocuparse. Esto podría llevar a niños a morir, es una tremenda irresponsabilidad”, redondeó.

Con información de López-Dóriga Digital