El sismo que tiró al Ángel de la Independencia
Foto de Archivo General de la Nación

Luego de la Revolución Mexicana en 1910, algunos de los sismos más intensos que se registraron en México fueron el llamado temblor de Madero, registrado en lo que ahora es la Ciudad de México en 1911; el de Jalisco, en 1932; y el de Guerrero de 1957, conocido como el ‘Sismo del Ángel‘.

La madrugada del 28 de julio de 1957, un sismo de magnitud 7.8, unos 60 kilómetros al sureste de Acapulco, causó cuantiosos daños en el entonces Distrito Federal. Uno de los hechos más emblemáticos de ese movimiento telúrico fue la caída del Ángel de la Independencia.

Además de la Ciudad de México, las locaciones más afectadas fueron San Marcos, Chilpancingo, Chilapa, Huamuxtitlán, Ayutla y Tuxtla, todas estas en el estado de Guerrero, de acuerdo con datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Ángel de la independencia Sismo 1957
Daños en la Ciudad de México por el sismo de 1957. Foto de Archivo General de la Nación

Los daños principalmente fueron a causa de que la mayoría de las estructuras estaban hechas con materiales precarios y poco resistentes como el adobe. A nivel nacional, se estima que unas 160 personas murieron por este desastre.

La mayoría de las afectaciones en la capital se concentraron en la entonces delegación Cuauhtémoc. Fuentes periodísticas de la época apuntan a que alrededor de mil edificios reportaron algún tipo de daño, incluyendo caída de bardas y grietas en estructuras y acabados.

El daño más emblemático fue la caída del Ángel de la independencia, escultura de siete metros de altura y siete toneladas de peso.

Luego de 14 meses de restauración y reforzamiento del monumento, fue reinaugurado en septiembre de 1958; desde entonces, la escultura ha permanecido intacta a pesar de los numerosos sismos que la han sacudido, entre los que se encuentra el más devastador, en 1985, y los registrados en septiembre de 2017.

El Ángel de la Independencia durante el sismo del 8 de septiembre de 2017

Con información de López-Dóriga Digital