El poder es chingón

El poder es chingón

López Obrador, al que aún por la mañana lo descalificaban despectivamente como populista, y a la medianoche pensaban cómo congraciarse con él


Dicen transformarse sin pudor alguno.

Florestán.

No cabe duda, el poder es mágico y transforma a los malos en buenos, el odio en amor, los ataques en elogios, las maldiciones en bendiciones, las descalificaciones en felicitaciones, a la mafia del poder en buenos empresarios y al peligro para México, en un hombre de Estado sereno que genera confianza.

Toda esta transformación súbita, impensable para ellos aún el sábado, sucedió la noche del domingo, con el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador al que aún por la mañana lo descalificaban despectivamente como populista, y a la medianoche pensaban cómo congraciarse con él.

La confirmación documentada se publicó ayer en varios diarios, la restauración de los desplegados de felicitaciones a aquel que algunos poderosos no querían que llegara a la presidencia de la República e hicieron todo para impedirlo.

Vi páginas y páginas que me produjeron un deja vu, ilusión de lo ya vivido, me regreso a los setenta, a los ochenta, con la misma redacción de entonces, felicitando, ahora, a López Obrador como las hubieran publicado si hubiera ganado José Antonio Meade, buscando quedar bien con el que siempre denostaron.

Y así vimos extremos desde el Sindicato Petrolero, que dirige el priísta Carlos Romero Deschamps, hasta la inusitada aparición pública de Germán Larrea, siempre en las sombras, que firmó otro a nombre de su Grupo México y yo personalmente, felicitándolo, con beneplácito, entusiasmo, aprecio, reconocimiento, aplausos y deseos de éxito.

Pero no fueron los únicos, también Cemex, la cementera mexicana, el Colegio Nacional de Correduría Pública, la Industria Mexicana de Exportación, hasta la priista CROC, que es la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, ¡La iglesia Luz del Mundo! que lo llenó de bendiciones, oraciones, invocaciones divinas y máximas apostólicas, y los que se agreguen en estos días, lo que confirma que el poder no es mágico, es chingón, todo lo puede, y que el interés tiene pies.

RETALES

1. PARAJODA.- El Partido Encuentro Social, condenado a desaparecer por no alcanzar el tres por ciento de la votación, tendrá 55 diputados federales, más que el PRI y más que el PRD;

2. OTRAS.- Fue tal el tsunami de Morena, que ganó la alcaldía de Cuernavaca ¡sin tener candidato! Y la de Amacuzac, también en Morelos, con el candidato en la cárcel, Alfonso Miranda, sujeto a proceso por secuestro, narcotráfico y delincuencia organizada. Y que Layda Sansores llegara a la alcaldía de Álvaro Obregón, Víctor Romo a Miguel Hidalgo, Francisco Chiguil, con el antecedente del News Divine, a Gustavo A Madero y su esposa a la Cámara de Diputados; y

3. ERROR.- Considero que es un error de Andrés Manuel López Obrador y un grave y real riesgo que rechace la seguridad. Ya no se trata del ciudadano que puede hacer lo que quiera, sino del próximo presidente de la República obligado a una serie de limitaciones y obligaciones como llevar una vida diferente, aunque no quiera, y contar con seguridad, como todos los jefes de gobierno y Estado del mundo.

Nos vemos mañana, pero en privado.

En Privadojoaquín lópez dóriga