Ingresan a Jorge Winckler, exfiscal de Veracruz, al penal de Pacho Viejo
Ingresan a Jorge Winckler, exfiscal de Veracruz, al penal de Pacho Viejo. Captura de pantalla

Fue detenido, tras permanecer más de 3 años como prófugo de la justicia, Jorge Winkcler Ortiz, exfiscal general de Veracruz.

La Fiscalía del Estado confirmó que elementos de la Defensa Nacional, de la Coordinación Nacional de Inteligencia y la Coordinación Nacional Antisecuestro de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, en colaboración con la Policía Ministerial de Veracruz, cumplimentaron en Puerto Escondido, Oaxaca, orden de aprehensión en contra de Jorge “N”, por los presuntos delitos de desaparición forzada y privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro.

“Respetando sus derechos humanos y el debido proceso, será presentado en audiencia inicial ante el juez de proceso y procedimiento penal oral del XI distrito judicial de Xalapa, con sede en Pacho Viejo, para que defina su situación jurídica”, señaló.

Por la noche, el exfiscal fue ingresado al penal de Pacho Viejo.

Jorge Winkcler fue fiscal durante el bienio del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y, de acuerdo a información, tiene una orden de aprehensión por el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro.

La última aparición pública de Jorge Winckler fue el 3 de septiembre de 2019. En aquella ocasión, diputados locales determinaron separarlo de manera definitiva como fiscal debido a que, supuestamente, no había acreditado los exámenes de control y confianza.

A lo largo de toda la mañana, trascendió la detención del exfiscal. El propio gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, afirmó en una conferencia que durante la reunión de la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz el tema no se trató.

Agregó que el Gobierno de Veracruz va a esperar la información respecto a este caso que pudiera hacer público la Fiscalía General del Estado.

“Tengo que esperar, no puedo alimentar los rumores, la instancia que es la Fiscalía debe informar”, señaló.

Al Winckler Ortiz se le investiga por al menos tres delitos, dos del fuero común y uno más del orden federal.

En septiembre de 2019, juez dictó una orden en contra de Winckler y a cinco de sus subalternos, entre ellos Marcos Even Torres y Luis Eduardo Coronel Gamboa.

La orden de aprehensión también involucra a los expolicías ministeriales Roberto Mora Mil, Sergio García y Uriel Rodrigo González. Son acusados del delito de desaparición forzada en contra de Francisco N, exjefe de escoltas de Luis Ángel Bravo Contreras, titular de la FGE durante el sexenio de Javier Duarte.

El exfiscal, quien fungió en el cargo del 30 de diciembre de 2016 al 3 de septiembre de 2019, era buscado por los presuntos delitos de delitos de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro y desaparición forzada, dos crímenes graves.

Tras la llegada al poder a Veracruz del oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el Congreso de Veracruz, con mayoría de ese partido, determinó en septiembre del 2019 separarlo de sus funciones por carecer de los exámenes de control y confianza, exigidos en la ley.

Días después, un juez giró una orden de aprehensión contra Winckler y cinco funcionarios más de ese organismo por secuestro y desaparición forzada.

A los cinco exfuncionarios se les acusa de primero secuestrar y después desaparecer a Francisco Zárate Aviña, exchofer del entonces fiscal general del Estado, Luis Ángel Bravo, quien estuvo detenido y luego fue puesto en libertad.

Con la detención de Winckler, ahora siguen prófugos de la justicia el exfiscal especializado en Personas Desaparecidas y exfiscal regional, Luis Eduardo Coronel, y el entonces fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres.

Desde que Veracruz impulsó reformas legales para designar a fiscales estatales por un periodo de nueve años para garantizar autonomía, ninguno de sus titulares ha cumplido el tiempo establecido en la ley.

El primero en ser designado en dicha modalidad durante el gobierno de Javier Duarte, actualmente preso por corrupción, fue el fiscal Luis Ángel Bravo, quien fue obligado a renunciar y luego fue detenido.

En la gestión del gobernador Miguel Ángel Yunes fue designado, por la mayoría de legisladores del PAN, Jorge Winckler, también destituido del cargo y ahora detenido.

Actualmente funge como fiscal general del Estado Verónica Hernández, designada por diputados del partido Morena, que gobierna en Veracruz y en el gobierno federal.

Con información de López-Dóriga Digital