Desde 2011 se recrudeció la violencia en Veracruz
Javier Duarte

A partir de 2011, apenas un año después del inicio de la administración de Javier Duarte de Ochoa, el estado de Veracruz se convirtió en una de las entidades del país más golpeadas por la violencia del crimen organizado y el narcotráfico.

Según cifras del INEGI, en 2011 se registraron más de mil homicidios, lo que significó más del doble en comparación con las cifras por este delito del año previo.

Entre los hechos más violentos registrados en ese año, destaca el ocurrido en septiembre de 2011, cuando hombres a bordo de una camioneta bloquearon la carretera de Boca del Río y colocaron sobre el asfalto 35 cadáveres con un mensaje firmado por la organización criminal de Los Zetas.

“Hasta 2010 el estado vivía dentro de un paradójica paz violenta. No había balaceras, ni incursiones violentas. Los enfrentamientos sucedían en entornos muy concretos”, explica José Homero, escritor y editor de un periódico de Xalapa.

Ha sido también en esta administración, que 15 periodistas han sido violentamente asesinados, con la particularidad de que todos cubrían la fuente de seguridad.

Moisés Sánchez Cerezo
El periodista Moisés Sánchez fue asesinado en enero de 2014. Foto de Jaquemate de Los Tuxtlas
El periodista Rubén Espinosa llegó a la Ciudad de México hace dos meses. Foto de CNN
El periodista Rubén Espinosa llegó a la Ciudad de México hace dos meses al sentirse perseguido por su trabajo realizado en Veracruz. Foto de CNN

Pese a estas cifras lamentables y los cuestionamientos a su administración, el gobernador Duarte dijo en un reciente acto público que “lamentablemente, algunos de los colaboradores y trabajadores de los medios de comunicación tienen vínculos con grupos de la delincuencia y también están expuestos a esta situación… Pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos”.

Cabe destacar que Veracruz nunca ha vivido una transición, durante 80 años ha sido gobernada por el PRI. Al llegar Duarte al cargo, intentó marcar distancia de su antecesor, el también cuestionado Fidel Herrera.

Con información de El País.